¡Descifrando el enigma de mi rodilla :D!

Cuando me enteré de mi lesión de menisco, el dolor era fuerte y permanente, me dolía dormida, sentada, parada, me dolía más con tacones pero también con tenis, estaba muy deseseperada y triste y supuse que la cosa era tan grave que implicaría cirugía, meses de rehabilitación y nunca volver a correr igual, sin miedo.Sigue leyendo “¡Descifrando el enigma de mi rodilla :D!”