¡Visualiza y triunfarás!

1923926_40397376281_9071_n
Ya entrenaste por varios meses, modificaste tus hábitos alimenticios y cambiaste las desveladas por desmañanadas para las distancias largas. Ya estás, prácticamente, listo. Pero no aún, solo faltan dos semanas y media y tienes esa mezcla de querer que ya sea el día y al mismo tiempo querer otras ocho semanas para prepararte más. Será tu primer maratón, la primera vez que recorras los míticos 42 kilómetros y, aunque has recorrido ya hasta 30 o 32 kilómetros, aún no estás completamente seguro de ser capaz de terminarlo o de lo que te sucederá durante todas esas tres a cinco horas ahí, en medio de la calle, bajo el sol, solo con tu voz interior. Tranquilo. Será una fiesta, un estallido de emociones y sustancias químicas del cuerpo, que te harán sentir como nunca antes te has sentido, feliz, eufórico, invencible, flotando súper poderoso, vencerás esta meta con una sonrisa en el rostro y tal vez con unas cuántas lágrimas, pero feliz hasta la última de tus células. En estos días ya no entrenarás gran cosa, las cargas van en descenso, la mente es lo que hay que trabajar ahora más que nunca. Para ayudarte a calmar la mente, enfocarte y conseguir los mejores resultados en este maratón, te comparto esta estrategia que he usado con muy buenos resultados.

VISUALIZACIÓN DEPORTIVA

Gymnast-visualization La visualización consiste en recostarte en un sitio tranquilo, cerrar los ojos, escuchar alguna música relajante y crear en tu mente la imagen más clara y completa que te sea posible de ti mismo triunfando en una situación deportiva específica, el maratón en este caso. Te tomará unos minutos al día o al final de cada entrenamiento y sus resultados te impresionarán. Según varios estudios, nuestro cerebro no distingue entre realidad y ficción y cuando visualizamos una situación determinada, ejercitamos las zonas del cerebro que utilizaremos cuando lo realicemos de verdad. Tu cerebro se queda con el registro de “ya haber vivido” esa situación y, entonces, cuando se te presenta ya en la vida real, eres capaz de afrontarla de manera exitosa, igual que como la creaste en tu mente. Esta técnica es muy usada por deportistas profesionales y tú la puedes usar también. Visualízate corriendo feliz, sin lesiones, fresco, sano, relajado, veloz, motivado y cruzando esa meta con los brazos altos y una gran sonrisa. Imagina que la sensación de tu cuerpo será agradable, olvida el dolor. Piensa frases positivas, (me siento increíble, no excusas, voy por todo, estoy listo, etc), estas te las podrás repetir el día de la carrera y te tranquilizarán y regresarán al enfoque. Durante mi preparación para los últimos maratones, he visualizado después de cada entrenamiento el momento en que cruzo la meta haciendo un tiempo específico. Parece magia, ¡porque todas las veces he hecho aún menos de lo que me propuse y que francamente me parecía imposible de conseguir! También me ha servido mucho editar una foto de mí cruzando una meta con el tiempo que quiero conseguir y sonriendo feliz. Esta la tengo cerca de mi cama y la veo todos los días al despertar y antes de ir a dormir. De alguna forma, después de tanto verla, deja de parecerte una locura, y terminas por creértela ¡y lograrlo!

MÚSICA

En Spotify hay dos discos muy buenos con música diseñada para visualizar. (puedes escucharlos de forma gratuita) Este tiene un ejercicio de visualización por un objetivo. Y este música para escuchar mientras visualizas. Dedícale 5 a 10 minutos diarios al despertar, terminando de entrenar o antes de irte a dormir desde hoy y hasta el día del maratón. Te juro que los resultados serán increíbles. Ah y no olviden que hoy a las 8:45 estaré hablando del Maratón en DixoTV, aquí pueden ver el programa en vivo. Click para revisar fuentes (estudios) ¡Linda noche! FIRMA  

Anuncios

Nueva ruta y entrega de paquetes Carrera Nike We Run DF 2013

ruta carrera nike df 2013¡La Carrera Nike We Run será mi última de este 2013! Se me pasó volando entre carreras, viajecitos, trabajos y felicidad. Aquí les dejo la ruta, que acaban de modificar. La salida será ahora del Hemiciclo a Juárez (en la Alameda, del lado de Avenida Juárez) a las 7:00 de la mañana. Recuerden llegar con buen tiempo ¡porque seremos un mundo de corredores! Continuar leyendo “Nueva ruta y entrega de paquetes Carrera Nike We Run DF 2013”

Carrera HSBC Seguros #CorrePorChapultepec

carrera hsbc seguros chapultepec

CLICK EN LA FOTO DE ARRIBA PARA VER EL VIDEO MÁS INCREÍBLE QUE HE GRABADO :)↑↑↑↑

El Bosque de Chapultepec es mágico. Una de las primeras cosas que hice cuando llegué a vivir a esta ciudad, fue visitar su castillo y recorrer sus caminos interminables, que en ese entonces estaban tapizados de gritones vendedores de fritangas. Después, cuando comencé a correr en serio, en enero de 2009, llegaba todos los días saliendo del trabajo y antes de entrar a la universidad me desconectaba durante una hora del mundo entero, corría libre y feliz. Amaba ver los árboles, sentir el aire limpio y el sol sobre mi piel y ese pequeño receso a mitad del día hacía muy tolerable mi cargada agenda diaria. Continuar leyendo “Carrera HSBC Seguros #CorrePorChapultepec”

Subiendo el ritmo: Crónica de los 21K Adidas

AQUÍ PUEDEN VER SUS RESULTADOS Y FOTO DE META

21K adidas mexico

Este año por segunda vez consecutiva, Adidas organizó una serie de “splits”, o carreras preparatorias mensuales de 6, 9, 12, y 18K, que culminaron en el 21K de ayer. Desde que llegué al lugar comenzó la experiencia que convertiría a esta en mi carrera favorita en lo que va del año. El ambiente en la salida me cautivó, la música electrónica, las luces neón y las playeras amarillo fosforescente te hacían sentir enmedio de una fiesta, en otro lugar, en cualquier cosa menos en una típica carrera matinal. Se sentía una energía intensa.

Continuar leyendo “Subiendo el ritmo: Crónica de los 21K Adidas”

10 cosas que tienes que hacer la semana previa a un maratón

La cantidad de maratonistas en México ha crecido brutalmente en los últimos cuatro años. En 2009, cuando corrí mi primer Maratón de la Ciudad de México, participaron solo 4,710 hombres y 962 mujeres. Pero ahora, cada vez más y más personas se atreven al reto de los 42K y salen algunos victoriosos y otros muy, muy dañados y espantados. Hay una frase muy contundente al respecto: Al maratón hay que tenerle respeto, pero no miedo.

Continuar leyendo “10 cosas que tienes que hacer la semana previa a un maratón”

Rutas, entregas de paquetes, recuperación de números y MOTIVACIÓN Carrera Bonafont 2013

Esta es la playera que portaremos 50,000 mujeres :D
Esta playera portaremos 50 mil mujeres el próximo 26 de mayo 😀

Fotos y resultados Carrera Bonafont 2013 😀

AQUÍ PUEDEN VER SUS FOTOS DE SALIDA, RUTA Y META :D

Abajo les presento las cuatro rutas de las carreras Bonafont que se realizarán simultáneamente en DF, Puebla, Guadalajara y Monterrey y pretenden reunir a ¡50 mil mujeres sanas, guapas y deportistas! 😀

RECUPERA TU NÚMERO: Si no recibiste el correo, lo perdiste, borraste o no imprimiste la hoja de inscripción, AQUÍ puedes recuperar tu número y hoja de inscripción. Debes llevar la hoja  impresa para recoger tu paquete.

LA CARRERA ES EL DOMINGO 26 DE MAYO A LAS 8:00 AM EN DF, GUADALAJARA, MONTERREY Y PUEBLA.

ENTREGAS DE PAQUETES:

DF: 24 y 25 de mayo

De 8:30 a 16:00 horas

En el Salón D del Centro Banamex ubicado en: Conscripto 311 Col. Lomas de Sotelo.[Ver Mapa]

GUADALAJARA: 25 de mayo

De 8:30 a 16:00 horas

Plaza Galerías, Rafael Sanzio 150, Camichines Vallarta, Zapopan, Jalisco

PUEBLA:  25 de mayo

De 8:30 a 16:00 horas

Centro de Convenciones/Salón La Pastora, Blvd. Héroes del 5 de Mayo 402, Centro.

MONTERREY: 25 de mayo

De 8:30 a 16:00 horas

Innova San Pedro, Humberto Lobo 520, Del Valle, San Pedro.

* Importante: Las competidoras que no recojan su paquete en el día y hora señalados, perderán los derechos generados por esta inscripción. (Deberán llevar impresa la hoja que recibieron por mail al inscribirse.)

RUTAS

ruta carrera bonafont 2013 df mexico reforma

ruta carrera bonafont gdl guadalajara 2013

ruta carrera bonafont 2013 puebla pue

 ruta carrera bonafont monterrey

¡Saludos!

1e034f2171ab352630b128ce5a9a257c1-12

 

Mis 34 kilómetros en el MICM

El Maratón de la Ciudad de México es, por mucho, mi carrera favorita. Desde que lo corrí por primera vez (21K en 2008), lo he visto crecer en organización, porra y participantes y me encanta verlo cada día más guapo, pero este año se lució. De principio a fin de la ruta, no esuché una sola queja. ¡Felicidades a Emoción Deportiva y el IDDF por eso!

Y aquí les va mi experiencia:

DÍAS PREVIOS

Cuando voy a Monterrey, un grupo enorme de corredores de aquella ciudad me recibe siempre de la mejor manera, son los Gusanito Runners y esta vez vinieron en un grupo de ¡60 maratonistas! a correr el MICM. Viernes, sábado y domingo estuve con ellos cargando carbohidratos, platicando, compartiendo la carrera y celebrando sus logros. Me encantó recibirlos y en diciembre los veré en el Maratón de Monterrey. Me trajeron la nueva playera de su club con mi nombre y se los súuuuuper agradezco, compartí momentos muy padres con ellos este fin de semana, son súper divertidos.

EL DOMINGO DEL MARATÓN

Vivo muy cerca de la salida del maratón y pedí un taxi para llegar muy temprano, pero cuando llegamos a Avenida Juárez, ya estaba cerrada, y mejor me bajé y entré al metro. El andén estaba repleto de corredores y en el ambiente se respiraban nervios, emoción. Esperábamos el primer metro del día, el de las seis de la mañana, que venía desde Cuatro Caminos. Por fin llegó y en el vagón platiqué con una par de señores mayores, que este año esperaban por fin romper las 3:15. Mis respetos para ellos.

Saliendo del metro en el Zócalo, fui al guardarropa a dejar mis cosas y me formé en el contingente de mujeres, saludé algunas amigas, me tomé un Gatorade Prime que me dieron en la entrada y escuché el himno nacional mientras mi piel se ponía chinita. Por fin, ¡el disparo! Y mientras salíamos, el arco delante de la meta explotó en fuegos artificiales, haciéndome llorar una vez más, al dar la vuelta al Zócalo, veía brincar fuegos artificiales de todos los colores, el cielo estaba aún de noche y poco a poco, cuando avanzábamos entre Juárez y Reforma, la luz comenzaba a aparecer y la luna se veía enorme, hermosa frente a nosotras.

Pasamos por el Monumento a la Revolución, en La Palma nos encontramos con las porras de los mediomaratonistas que estaban esperando su salida, entramos a Polanco y poco a poco me fui encontrando con amigos que me saludaban, gritaban o se detenían un momento a platicar. Estaba tan emocionada que ni me había fijado en los kilómetros ni en mi paso, estaba de fiesta, feliz.

De pronto estaba ya en el kilómetro 14, dentro del Bosque de Chapultepec, el sol estaba hermoso, la luz jugaba con las hojas de los árboles y yo no podía dejar de sentirme bendecida de estar ahí, sana, corriendo y disfrutando con miles de corredores de mi ciudad.

Pasando Gandhi volvimos sobre Reforma hasta la Diana, crucé el tapete de los 21K en 2:00 hrs, a pesar de que quería llevar un paso muy moderado, iba bastante bien y me sentía enterita. En Chapultepec me salí de la ruta para meterme al metro, entonces llegó un chico y me preguntó asustado “¿Estás bien?” me reí y casi sin poder respirar asentí, entré al metro y tuve que dar una gran vuelta, ir hasta Tacubaya, transbordar y bajar en Mixcoac.

Al salir me reincorporé a la ruta, pero ya sentía mis piernas un poco duras, me tomó unos 10 minutos volver a entrar en calor y ritmo, cuando corríamos sobre Insurgentes el sol estaba intenso y nos golpeaba la cara, las porras eran impresionantes, en ningún otro año había visto tanta gente en la ruta y con tan buena actitud, tenían miles de puestos de abastecimiento improvisados, carteles divertidos, gritos de ánimo, extendían la mano para chocarla contigo, te miraban a los ojos y sentías que te comprendían, te admiraban por estar ahí haciendo lo que estabas haciendo.

No se cómo de pronto me “teletransporté” del World Trade Center a la Glorieta de Insurgentes, esa subidita ya me cayó un poco gorda, pero de bajada sabía que estábamos a punto de llegar.

En la esquina de Reforma e Insurgentes, en el kilómetro 35, tomé un vaso de Gatorade y no encontré otro puesto de abastecimiento sino hasta el kilómetro 40, en Juárez y el Eje Central, cuando ya moría de sed y estaba considerando seriamente detenerme en un Oxxo.

Corrí sobre el Eje Central hacia Izazaga, el piso estaba mojado, la gente se cerraba sobre la acera para gritar a los corredores y todos sabíamos que la meta estaba ya muy cerca, solo había que resistir un poco más. En el kilómetro 41, el sol ya me había dado en la torre, la cabeza me dolía y me sentía deshidratada, comenzaba a perder la fuerza. Entonces, Citlalli, mi amiguísima de entrenamientos y carreras que se fue a vivir a Querétaro y no veía desde hace dos años, se apareció gritándome con su sonrisota y comenzó a correr a mi lado, dándome ánimos. Eso me recargó la pila al cien, aceleré el paso y vislumbré al fondo la meta, la Catedral, mi maratón, mi ciudad, alcé los brazos y crucé el arco.

Cruzando la meta me dieron un Gatorade Recover. Su sabor no es el mejor, por lo que nunca antes me lo había tomado completo al terminar una carrera, pero esta vez decidó hacerlo, estaba helado y yo moría de sed, fue taaaaaan refrescante.

Saludé algunos amigos y comencé a sentirme débil, mal, fui por mis cosas al guardarropa, me senté ahí mismo a un lado de una valla, me quité los tenis, calcetines, recosté mi cabeza y, por un minuto, me quedé dormida, completamente. De pronto reaccioné, me levanté y arrastré mi humanidad hasta el Starbucks más cercano, donde pedí un café helado para seguir recuperando proteínas y un vaso con frutas para los antioxidantes y ahí sí, me acosté en un sillón cuan larga soy y me dormí profundamente por unos 15 minutos, debí haber consumido más Sport Beans pero por olvidadiza me había dado un bajón de azúcar impresionante. Después me fui a mi casa, me metí en el bote de la ropa con dos bolsas de hielos y agua, me di un baño, me arreglé u salí para encontrarle en el Salón Corona con mis amigos Gusanitos de Monterrey para celebrar y comer un poco, entonces ya me había regresado la actitud y me sentía bien, tranquila, relajada, no tenía nada de dolor muscular ni en los pies por alguna rozadura, había sobrevivido a los 34K elegaaaantemente y a gusto.

Después de estar todo el día con estos amigos, llegué a mi casa, dormí profundamente y al otro día me levanté como si nada, increíble, ningún dolor, ningún malestar, lo único que me duró hasta el jueves fue el dolor de cabeza por la insolación, pero mis músculos, huesos y articulaciones estaban como si nada, como si hubiera sido un 3K cualquiera. Eso me dio una gran seguridad de que, cargando mucho más combustible durante este mes, Chicago lo haré excelente, pues estoy totalmente lista física y mentalmente.

Respecto al MICM, me encantó saber que la cantidad de mujeres en los últimos 3 años aumentó en 63%, el doble que la de hombres, que aumentó un 37%.

No corrí el maratón completo, pero no pude perder oportunidad de ser parte de esta, la gran fiesta de mi ciudad, junto con  1,501 mujeres y 6,448 hombres maratonistas y cerca de nueve mil medio maratonistas.

Otra vez, el 80% de las fotos de este post son fotos que amigos de Facebook me tomaron espontáneamente durante la carrera y después me compartieron en FB. Es como tener un ojo en cada punto de la ruta, ¡MIL GRACIAS POR ESO! (Miriam Lucía Muñoz Santiago, Richilango Mayen, Yara Alonso Viedma, Miguelón Jiménez, Angel H González, Jorge Gutiérrez, David Ramirez Hernandez y Luis Calzada Villanueva).

Y, al final, pero no menos importante, quiero compartirles lo feliz y afortunada que me siento de, dos años después de haber padecido cáncer (que me sacó de la jugada para el MICM 2010), estar sana y completa y corriendo con pasión por las calles que tanto amo. Soy muy feliz de tener esta oportunidad y cada día intento aprovecharla al máximo.

Pues eso, ¡les deseo un fin de semana cargado de kilómetros!

Crónica del Medio Maratón ESPN

Ayer comencé formalmente mi entrenamiento rumbo al Maratón de la Ciudad de México, abrí temporada con el Medio Maratón ESPN pero no me la pasé nada bien, acá les platico:

El viernes en la noche salí a cenar con amigos, me la pasé increíble, pero algo hubo entre la pizza, los calamares rebosados o los postres que me dejó con indigestión desde esa noche, el sábado abrí los ojos, sentí mi dolor de estómago ligero pero permanente y lo único que quise fue hundirme entre mis sábanas y no despertar en toda la mañana, pero me ganó la obligación, me levanté de la cama, desayuné un jugo y me fui por mi paquete del 21K.

Llegando a Gandhi me encontré con mi amigo Rafa y su familia (Un amigo que quiero mucho y apenas conocí en persona :)), recogí mi paquete con playera XL y nos fuimos a comer a Frutos Prohibidos, pedí sólo un wrap de manzana con miel, agua de sandía y estuve platicando por horas con Rafa, su esposa y sus papás, hablamos mucho,  de políticareligión y otros temas, reímos, nos pusimos tristes, de todo, pues. Me la pasé padrísimo, pero el dolor no cedía 😦, volví a mi casa en la tarde, preparé mis cosas para el otro día, tuve un poco de nervios y a la 1:00am estuve finalmente dormida.

Desperté a las 6:00 am del domingo, me vestí, desayuné un Ensure y salí de mi casa, 15 minutos después estaba en Gandhi calentando tobillos y rodillas en mi bloque de salida. Unos minutos después escuché el disparo y salí tranquila; sabía que habría subidas pronunciadas desde el principio hasta el kilómetro seis, así que decidí guardar mi energía, iba bien, regulando mi respiración, encontrando un punto cómodo, pasaba mucha gente y me rebasaba, me saludaba, muchos amigos, yo iba escuchando mi cuerpo.

Cruzamos Reforma y nos metimos al Bosque de Chapultepec, atravesamos la primera sección y subimos a la segunda, pasamos la subida esa criminal que está a un lado del Sope por fuera, la ataqué con pasitos cortos como me enseñaron en el Maratón de Monterrey y no me hizo nada, más adelante esperaba encontrarme con una subida peor rumbo a Constituyentes, la sentía venir mientras veía pasar a mi lado a los que iban bajando, me saludaban y gritaban ¡Vamos Araiz!, yo apenas alcanzaba a contestar con un gritito jaja (¡¡Muchas gracias!!), de pronto ví la curva para bajar, la subida esperada jamás existió y ahora todo sería de bajada ¡Genial!



Bajé y bajé y seguí bajando, dimos algunas vueltas en el Bosque, pasamos a un lado del Lago Menor, que me encanta, disfruté mucho ese momento, fue la única foto que tomé, luego rondamos un poco más y finalmente llegamos a Chapultepec, en esa bajada mientras entrábamos de nuevo a la primera sección, me sentía ya muy cerca de lograrlo, entonces pasamos junto a la zona de aves del Zoológico, ¡por kilómetros olía a gallinero! y yo que al correr me sensibilizo a los aromas estaba muy a disgusto jaja. De pronto estábamos en el kilómetro 14, sólo faltaba 1/3, pero mi indigestión, que se había mantenido leve durante el recorrido, reapareció, tenía como dolores en el estómago y un poco de náuseas, con ganas de parar, pero decidida a seguir, entonces corrí y corrí pero cada vez más reducía el ritmo, los letreros de kilómetro parecían estar cada vez más lejos y yo con ese estómago doliéndome tanto :(.

En el kilómetro 18 y tras el adoquín de Chapultepec que siempre me hace estragos, mi rodilla izquierda dijo basta y comenzó a doler mucho. Ahí me tienen entonces a nada de terminar mi carrerita, con el estómago mal, cara de circunstancia y cojeando para no apoyar la rodilla. Pero en la foto que me tomó mi amigo Olín ni se nota jaja.

Entonces apareció este señor increíble (y completamente desconocido) que me había estado gritando ánimos toda la carrera y me dijo ¡Vamos Araiz preciosa, ya casi llegas! y me dio una paleta de uva, todo lo que necesitaba, un poco de azúcar y mucho ánimo, di la vuelta y comencé los últimos dos kilómetros renovada, entré a Gandhi y ya entre porras me perfilé hacia la meta.

Cuando pisé la “alfombra verde” vi a mi lado a Camilo y Mary Tere, mis amigos muy especiales y a Ángel, otro de ellos, entonces al lado de estos dos señores que me caen tan bien y de MT, crucé la meta de mi medio maratón más difícil de la historia je. 

Apenas cruzando estaba una chica llorando sin parar, emocionadísima, me contagió de su emoción, tomé unoshielos del Gatorade para masajear mis rodillas y en 10 min. había ya un grupo de masajeadores robando hielos a mi altededor jaja, después me encontré con la pizza que nos estaban dando como parte de la recuperación, me emocioné, le di una mordida y casi la escupo jaja morí de asco. Y bueno, yo amo la pizza, pero muy recientemente había hecho daño y además llegandito de correr es como raro morder un pedazo de pan, queso y embutidos, ¿no les pasó?


Me encontré con Total Running y Twitter Runners, saludé a mis amigos, platicamos, tomamos fotos y huí.

2:02 mi resultado, exacto mi mejor tiempo de hace dos años, me sentí feliz de poderlo mantener a pesar de no haber entrenado nada en todo el año, definitivamente lo que me ha mantenido con mis tiempos intactos ha sido el Bikram, no saben lo bueno que es, y ahora que lo combine con el entrenamiento de maratón me ayudará muchísimo a reducir mis marcas :).

Después tuve un desayuno delicioso con Monty, Rafa y su familia, bueno delicioso comieron los demás jeje, yo comí manzana rallada con yoghurt y miel, me seguía snitiendo mal, me fui a tomar un té con Monty y de ahí llegué a mi casa y morí en mi camita, fueron muchas horas las que me separé de ella y no fue la mejor decisión del día jaja. En la tarde desperté, tomé un caldo tlalpeño (Vips a domicilio!!) y volví a dormirme, el malestar de mi estómago había desaparecido.

Ahora pienso, ¿Habrá sido una manifestación física de mis nervios por el medio maratón?  ¿o en serio me habré enfermado?

Pues sabe Dios, pero el papá de Rafa dijo algo que resumió mi fin de semana:

La preparación es amante del éxito

That´s it!

Y, sobre la carrera, debo decir lo siguiente:

Me gustó la playera (diseño), pero no se les perdona el corte (pequeñísimas mangas para gente con brazo de cono o cómo?)

Que hayan puesto baños cada 5k se aplaude, pero no que hayan descuidado algunos abastecimientos de Gatorade

La ruta estuvo muy linda y bien pensada

No hubo incidentes de automovilistas molestando corredores

La inscripción ($380) fue excesivamente cara, no hay justificación, mi amigo Oliver tuvo un tiempo con el que hubiera subido al pódium (1:32:59, juvenil), pero no lo logró porque no pudo pagar la inscripción y eso está muy mal.

Y hasta ahí mis comentarios, espero que a ustedes les haya ido increíble en esta o cualquiera de las carreras que hayan corrido, yo ya descancé hoy y estoy lista para mañana aprovechar mi tarde libre de la oficina para irme a correr a un lugar precioso. Disfruten el día con sus mamás.

¡Saludos y feliz noche!

Araiz

Quiero agradecer muy especialmente a mi amigo Olin que no corrió, pero se lució con sus apariciones cual duende a todo lo largo de la ruta para tomarnos fotos, a Rafa y Clau, porque sus fotos ilustran el post de hoy =)

¡Inscripciones abiertas para la Carrera Bonafont!

¡Noticia de última hora! No tienen que esperar hasta mañana al mediodía, desde ahora mismo pueden asegurar su lugar en la cotizadísima Carrera Bonafont, acá los pasos a seguir:

  1. Ingresen a Sports Promotion
  2. Den click en la ciudad en que correrán la carrera: DF, GDL o MTY
  3. Den click en el botón “inscríbete” 
  4. Aparecerá una ventana emergente (pop-up), que deberán llenar con sus datos. Si tienen activado el bloqueador de ventanas emergentes, desactívenlo para poder realizar este paso.
  5. Den click en el botón “validar datos”
  6. ¡Ya están inscritas! Les aparecerá una ventana de confirmación que les recomiendo imprimir en el momento y, si no tienen impresora disponible, guardar en su equipo, pues muchas veces no llega al mail y es un rollo recuperar el número en las filas de la entrega de paquetes.
  7. Y ya váyanse a dormir tranquilas, ¡y mañana a entrenar con todo rumbo a este 5K!
Feliz noche 🙂
Araiz

¡Listos los 32 K!

¡Listo! los 32 kilómetros, distancia más larga que correría en mi entrenamiento para el Maratón de Monterrey, me los aventé ayer en la mañana, muy feliz acompañada por Los Painanis (Marcelino, Oliver y Leo) y Nadia, mi amiga del Twitter que recién conocí en persona y que esa mañana hizo por primera vez 32 K (una guerrera, no se quejó ni poquito :)).

Un día antes estaba nerviosa, como si se tratara ya del Maratón, desayuné molletes, comí spaghetti, me hidraté y hasta me dormí temprano. No estaba 100% segura de lograr los 32 K sin problema, el fantasma de la cirugía todavía me daba vueltas en la cabeza. El domingo me desperté temprano, desayuné un Ensure de vainilla, me alisté y salí a terminar con esa distancia. Fuimos del Caballito al Hard Rock, entramos al Bosque de Chapultepec, de ahí fuimos a La Villa, después al Zócalo, la Diana y cerramos de nuevo en El Caballito. Un par de ampollas y dolorcito leve en las piernas fueron todos los daños, pero conseguí toda la confianza de que haré mi 42 K dentro de un mes en el tiempo que quiero y lo disfrutaré, ¡pues ya estoy lista!

En esta foto ya íbamos por los últimos kilómetros, se nota en mi cara ¿no? xD

¡Y aquí felices después de terminar! 🙂

Apenas terminamos, corrimos a desayunar a un café de chinos que está frente al Caballito con Sandra Trejo, que se nos unió al final. Después de entrenamientos o carreras largas, el Gatorade hace que se me vaya el apetito por un buen rato, así que sólo tomé café y pan, estaba delicioso. Entre plática y risas se nos fueron más de dos horas. Definitivamente, sin el apoyo de estos amigos el entrenamiento me hubiera costado el doble ¡muchas gracias!

Oliver aprovechó para recargar carbohidratos con medio kilo de arroz ¡que se terminó! jaja (la cara de susto de Leo)

Y llegando a mi depa, me sumergí en hielos y agua helada, hacía frío, entonces me metí con todo y chamarra. Me costó horrores, me dolían los pies del frío, pero valió la pena, saliendo de ahí sentí la diferencia en las piernas y ahorita ya no me duele NADA.

Más tarde me vino el ataque de hambre y sentí mucho, mucho frío, me estaba dando hipoglucemia, un caldo tlalpeño calientito y un buen postre resolvieron el asunto. Caí rendida en mi cama y dormí hasta muy tarde. Hoy me levanté con el sol, muy descansada y feliz de haber logrado mis 32 K y haberlos disfrutado así. Fue una súper buena decisión hacer esta distancia en el domingo de puente, pues pude descansar hoy todo el día vegetando felizmente en mi depa :).

Estoy muy emocionada por Monterrey, ya hablé con Rubén Romero, él y Edilberto González (directores del Maratón) nos invitaron a un trote previo al Maratón, que será el sábado en la mañana, después nos reuniremos también con un grupo de corredores en la cena de carbohidratos. Conoceré en persona a muchos que sólo he tratado vía FB y TW y cargaré pila para conseguir mis 4:15 al día siguiente :).

Espero que su puente les haya servido para descansar y recargar energía para la semana, como a mí. ¡Felicidades si corrieron la Carrera TV Azteca y lograron sus objetivos! Acá una foto de hace unas horas.

¡Duerman rico!

Araiz