Crónica del Maratón de Chicago 2015

354966_208265901_XLarge

Soy intensa desde que tengo memoria y forma de expresarlo. Terca también. Este Maratón de Chicago me tocó aprender que no siempre puedo estar a tope de rendimiento, mejorando marcas, que a veces ser capaz de completar un maratón sin dolor, entera y feliz, es el mejor regalo que la vida puede darte una mañana soleadita de octubre. Así estuvo esto. 

IMG_7572

Me inscribí a Chicago hace mes y medio, compré mi vuelo y comencé a entrenarle. La idea era perder un poco de peso y volver a correr como antes, pues llevaba ya más de un año parada entre la lesión y el accidente. Ya estoy bien de salud, no me duele nada, pero estaba un poco pasada de grasa y bastante lenta. Me tocó comenzar por poquitos, mi entrenador me hizo un plan alternando pocas carreras con entrenamiento cardiovascular y de fuerza. En el camino hice el 30K Adidas y el Maratón de la Ciudad de México, que me dieron seguridad de que completaría la distancia, pero la verdad no tenía idea de a qué ritmo lo haría, pues aunque me siento fuerte y resistente, todavía no logro recuperar la velocidad y sé que me tomará un rato más hacerlo. No pasa nada, paciencia es lo que me sobra.IMG_7577

Llegue a Chicago el viernes a las 10pm, tomé el metro a mi hostal, pasé por algo de cenar y me morí en la cama suavecita. Los últimos meses habían sido estresantes por cambios en el trabajo y no había podido dormir bien en mucho rato. Pero esa noche dormí como reina. Al otro día desperté tan descansada, relajada y feliz. Me di un baño y me fui a la expo.

IMG_7614IMG_7615

Recogí el número y No me quedé mucho rato visitando stands, no quería perder tiempo ni energía. Esa tarde nos juntamos más de 500 mexicanos en “el frijol” para la clásica foto.

IMG_764112140918_10153226106623014_48476750569356606_o

Estando ahí, en medio de tanta gente, muchos conocidos y amigos, mientras cantábamos el Cielito Lindo, se me erizó la piel. Los lugares son inolvidables por la gente que está en ellos. Y los mexicanos hacemos de este maratón una enorme fiesta a la que no puedo parar de regresar. Nos fuimos a la “cena de carbohidratos” a las 5pm, comí un spaghetti con ostiones y salsa de tomate que me cayó perfecto, cerré con un muffin de calabaza, fuimos a un tour de gángsters, y antes de las 11 ya estaba dormida.

IMG_7658

Al otro día, me levanté temprano, me arreglé y tomé el metro tres estaciones hasta la salida. Había una pequeña aglomeración, pero conseguí entrar a tiempo a mi corral, ahí saludé a un par de paisanos y conocidos, esperé el disparo ¡y salí feliz! El clima estaba mucho más caliente que de costumbre, comencé muy bien, mi objetivo era correr a un ritmo de alrededor de 5:20 por kilómetro, pero los primeros me salieron incluso abajo de 5, por más que intentaba controlarme, la emoción me ganaba. 354966_207779477_XLarge-3

Me lo permití, total, este maratón lo haría por disfrutarlo. Llegué entera y feliz hasta el kilómetro 25. El último maratón que hice había salido en 4:28, y mi meta para este era no rebasar las cuatro horas. Las porras me alimentaban, cada vez que pasaba frente a ellas sentía una descarga de energía y veía mi ritmo acelerarse. Por ahí del 30, el sol ya había hecho de las suyas y varios dolores comenzaron a aparecer, como solo sucede cuando no tienes el cien por ciento de entrenamiento. Los callé en mi mente y poco a poco se desvanecieron en el cuerpo. Pero mi ritmo comenzó a ir por encima de los 5:20, tenía sed y la cara llena de sal. 354966_207388146_XLarge

Pensé en llegar simplemente al kilómetro 36, de ahí en adelante sería pura fiesta de bajadita. Pronto llegué a Pilsen, el barrio mexicano, ahí recargué pila, reviví tantito, me mojé la cabeza y dije ¡vamos por lo que faltas, carajo! 354966_208140949_XLarge-3

Estaba ahí, corriendo en medio de una calle arbolada, con el sol sobre la piel y los tenis pegajosos y pensé “Dios es perfecto y él me puso a mí aquí hoy, me regaló vida y salud para esto y a mí solo me toca vivirlo a tope, aprovecharlo al máximo.” Todo fluyó mejor con esa idea en mente. Las piernitas iban solas. Entonces vi un cartel que decía “Es más fácil si sonríes” y le obedecí, con una sonrisa grande emprendí la subida a un puente para entrar al centro de la ciudad. 354966_208095532_Medium

En poco o mucho tiempo, llegué al 40, 41, ¡ya no faltaba nada! Entonces empezó mi crisis, ridículo pero cierto. Un cólico en la parte baja del abdómen fue aumentando rápido de intensidad y, de pronto, ya faltando 300 metros para la meta, me hizo querer detenerme. Me agaché un momento y alguien se acercó para decirme que tenía que seguir corriendo, ahí no se podía parar uno. Pues ni modo, mana, a darle. Apreté el paso, subí la última cuestita, vi la meta, corrí más fuerte, elevé mis brazos y crucé el arco. ¡Ah pero cómo me costaron esos 300 metros! 354966_208467266_XLarge 354966_207961589_XLarge-2

Se me acercó un voluntario para preguntar si estaba bien, le dije que me dolía el estómago y a fuerza quería que tomara agua, me le solté y me fui a acostar en el pasto, me seguía sintiendo muy mal y no sabía por qué. Estuve unos 20 minutos hasta que comenzó a irse el dolor, me piqué las ampollas con el segurito del número ante la mirada espantada de un guardia de seguridad, me levanté muy digna y fui por mi medalla. La tomé y caminé por una cerveza y pretzels. Después de comer sal me sentí mucho mejor :D, fui a la letra M donde me encontré a mi amigo Daniel y me quedé un rato platicando tirada en el pasto mientras llegaban más amigos. A muchos les fue increíble, hicieron tiempazos, estaban felices, los felicité, me eché otra cerveza y me fui por una torta cubana y un café porque solo eso quería en ese momento. Y ya tirada en el sillón del café cubano que me encanta, vi la medalla y me sentí feliz y satisfecha.354966_208265901_XLarge

Yo soy intensa, como decía. Este maratón salió en el mejor tiempo que pudo haber salido, pero el siguiente año tengo planes de, ya sin lesiones ni accidentes ni peripecias, volver a trabajar duro en bajar mis tiempos, ya estoy escogiendo el maratón en el que lo buscaré, por ahí de junio. Y sí, volveré a Chicago, ahora con mis papás, que no conocen esta ciudad que tanto amo.

Esta mesa me espera en 2016:IMG_7633

Y así estuvo el resto del domingo:

Esta mesa me espera en 2016 :)

IMG_7708 IMG_7719 IMG_7748 IMG_7746 IMG_7757 IMG_7774 IMG_7825

Por la tarde salí con mi amiga que viajó conmigo al barquito de tour arquitectónico, me encantó y es algo que no sé por qué no había hecho antes. Cenamos delicioso en Maggiano, al otro día despertamos temprano a pasear en el parque y a la una volamos a México. A mí los maratones me hacen feliz y me dejan así por un buen rato. Este año salieron dos en condiciones y tiempos chistosos, pero solo me muestran que, pase lo que pase, jamás me detendré.

Gracias por las porras siempre.

IMG_7752

IMG_7696

Para este maratón repetí los Adidas Boston Boost, que ya son mis favoritos para maratón, y las mallas CWX, todo de Innovasport. Corrí con el Garmin Forerunner 225, que mide la frecuencia cardiaca en la muñeca, me encantó. Pronto les paso la reseña, aquí pueden ver los datos de mi carrera. La playera otra vez me la diseñaron mis amigos de Ampersand 🙂 <3.

Les cuento que, a petición de alguien que me encontré en Chicago, en estos días reeditaré mis recomendaciones para el maratón, con un montón de sitios y actividades nuevos ¡que no se pueden perder!

Felices kilómetros.

FIRMA

Anuncios

27 comentarios sobre “Crónica del Maratón de Chicago 2015

    1. ¡Gracias! Todos enloquecieron, el mío marcó 43 y en mis Chicagos anteriores había marcado 42.7 máximo en la misma ruta. A mis amigos les marcó hasta 45 !! Felicidades por tu carrera 😊

      Me gusta

  1. Felicidades Araiz!! Nos haces vivir tus emociones a flor de piel. Gracias por inspirándose a seguir disfrutando. Haces que todo parezca más fácil. Saludos!

    Me gusta

  2. Muchas felicidades Araiz, enhorabuena!!!!! La verdad es muy emocionante ver como a pesar de todo sigues adelante, eres una campeona. Fíjate que hace un par de meses tuve una caída y al parecer tengo una condromalacia rotuliana, he visitado un par de doctores pero no he sentido mejoría ¿me podrías recomendar algún doctor o fisioterapeuta aquí en la ciudad de México?

    Gracias!!!!!!

    Me gusta

  3. Es increible lo que puedes transmitir a través de tu reseña, fue inevitable que se erizara la piel, que se hiciera un nudo en la garganta y que los ojos se me cristalizaran, sobre todo cuando leí esa frase “Dios es perfecto y él me puso a mí aquí hoy, me regaló vida y salud para esto y a mí solo me toca vivirlo a tope, aprovecharlo al máximo.” Eso demuestra cuanto amas a Dios, a la vida y lo que haces, eres un ejemplo a seguir, gracias por seguir motivandonos al compartir todas tus experiencias y por favor “nunca te detengas”. Mis felicitaciones y mas grande admiración por este logro. Gracias.

    Me gusta

  4. Me inspiras tanto Araiz, me encanta que tus cronicas siempre dejan ver lo humana que eres, con defectos y virtudes. El año pasado corrí Chicago y fue maravilloso. El año que entra mi sueño es NYC. Correr un maratón es algo tan dolorosamente bello que no puedes dejar de repetirlo. ¡Lo mejor hoy y siempre Araiz!

    Me gusta

  5. aaaaay se me enchino la piel…cualquier relato maratonesco me pone así…el otro año rompes metas…este año fue relax…aprovecha que eres de las privilegiadas a las que les sobra paciencia hahahaha no todos!!

    Me gusta

  6. Felicidades por tu maratón pero tu crónica esta llena de lugares comunes propios de los corredores modosos. Y para colmo rematás con los infaltables comerciales. No hay nada aquí que pueda ayudar a una corredora wannabe como yo a ser mejor en nada, salvo en posar para la foto (en casi todas sales muy bien, se nota que tu fotógraf@ es super Pro). Perdón por la crítica pero no leo otros blogs por comercialeros y el tuyo cada vez está peor. Lástima; era la mar de mejor antes. Espero que tengas la valentía de escuchar (leer) la crítica y que no borres mi comentario.

    Me gusta

      1. Queremos llamarle corredor modoso a aquel que le importa no tanto la carrera, sino toda la parafernalia consumista de moda, su imagen snob; es mas importante la marca del podómetro, el modelo de la zapa, la fluorescencia de la lycra (y pido mil y mil disculpas); le importa más que nada publicar en la red sus status comprobables de corredor -que ama confirmar a base de likes- , mostrarse en todo momento “wearing the top of the brand”. Pero su pasión real no es correr sino su exhibicionismo. Algún blogero muy popular en España los bautizó como los “Cuqui-Runners”. No se si definí bien el “concepto”. Y no que esté mal ser un modoso ni tampoco que quiera ofender; este es un continente libre. Es solo un enfoque diferente al mío, que he sido deportista toda la vida: originalmente nadadora y gimnasta y de unos 10 años a la fecha, aprendiz y apasionada corredora. Un saludo, una disculpa si fui demasiado ácida y gracias mil por contestar.

        Me gusta

  7. Que padre me inspiras a seguir corriendo y me gustaron mucho tus fotografías, y que bueno que en ese momento des gracias a Dios por permitirte hacer lo que te gusta hacer CORRER….Saluditos

    Me gusta

  8. HUYYYY Me animas con tus comentarios amiga araiz, llevo corridos 4 medios maratones en diferentes estados de nuestra republica mexicana y me desespero por correr ya un maraton completo, pero siento q debo esperar un poquito mas, 2016 seria dios mediante mi año propuesto.
    Gracias por tus comentarios y admiro mucho tu entusiasmo debido a todos tus incidentes q te han pasado, pero sigue adelante tienes mucho por mejorar incluso tus tiempos, saludos y q dios te cuide siempre.
    CON MUCHO HONOR A QUIEN LO MERECE……

    Me gusta

  9. Hola amiga, llegue aqui buscando experiencias de la gente en el Maraton de Chicago, ya que voy a correrlo este año. A ver si me puedes contestar un par de preguntas.

    -¿Los avituallamientos de agua, son con botellitas o con vaso?
    -¿Hace mucho calor en esa epoca en Chicago?, ¿Se nota la humedad?

    Un saludo desde España

    Me gusta

    1. Hola! Con gusto. Los abastecimientos son con vasitos de papel. No hay humedad en Chicago en esa época y generalmente la temperatura está entre los 6 y los 19 grados, excelente para correr rápido. Puedes sentir un poco de frío por el viento pero nada que no se quite corriendo. Saludos!!!

      Me gusta

  10. Hola, te sigo desde hace mucho y bueno ya me aceptaron para Chicago 2017, podrías hacer una compilación de tus experiencias para armar mi logística ya que será mi primer viaje fuera del país, ah y una consulta, recomiendas que haga CDMX

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s