Crónica del #Lima42K 2014 #CarreraDeNaciones

IMG_9512

Lo increíble de correr es ir descubriendo, carrera tras carrera, la capacidad que tu cuerpo, mente y corazón guardan y que, en otras condiciones, nunca antes te habrías atrevido a explorar a tope. De eso se trató mi Maratón de Lima, de saber hasta dónde soy capaz de llegar. Me enteré de que lo correría dos meses antes del evento, había muchos viajes y compromisos de trabajo de por medio y, cuando más o menos llevaba bien los entrenamientos, tres semanas antes de la carrera me fracturé el dedo pequeño al patear sin querer una kettlebell. La semana después de la fractura de plano me desanimé bastante, no podía ni correr para alcanzar el metrobús, mucho menos entrenar, así que me dediqué a comer y comer y tristear. Todos tenemos momentos así, ¿no? Pero pronto me levanté, me fui a Innova a buscar unos tenis que me permitieran trotar con el dedo protegido y sin flexionarlo. Y los encontré, los Newton fueron perfectos (aunque usted no lo crea), los probé sobre la caminadora y al otro día, con las esperanzas renovadas, troté 10K sin dolor. Estaba casi del otro lado. Ya no hice más distancias, no tenía sentido, faltaba ya muy poco y no quería estresar el dedo. Pero sí fui capaz de hacer los trotes, entrenamientos de fuerza y velocidad. Una semana antes del maratón, me invitaron a una pequeña Spartan Race, de 7km y decidí correrla cautelosamente, con la consigna de que si veía algo peligroso y complicado, abandonaría la prueba. La caminé a ratos, la troté, la disfruté, me cuidé mucho, me divertí y no me lastimé absolutamente nada.

IMG_9460

Y así, con los 7kg que tenía acumulados y la incertidumbre de lo que pasaría, volé el jueves a Lima. Allá estuve con los Super Runners de Adidas, un grupo de corredores latinoamericanos que la marca formó y que tienen tan buen ambiente y actitud, que comencé a animarme. Los súper runners están participando en la Carrera de Naciones, correrán un medio maratón en un país distinto de Latinoamérica cada mes y cerrarán con el 42K de Buenos Aires en octubre. La pareja más rápida conseguirá que Adidas done tres mil pares de tenis a una causa benéfica de su país. Son absolutamente inspiradores, pueden seguirlos AQUÍ.

10262227_10152407166017980_6333734269281471164_n Ya tenía ganas de conocer en persona a Ana Pau y Sebas, los representantes mexicanos, que me cayeron perfecto. Total que entre la belleza de Lima y el buen ambiente del grupo, en algún momento, comiendo ceviche con vista al mar, me dije: A ver Araiz, estás completa, no te duele nada, estás en un lugar espectacular, tienes la inscripción a un maratón grande y festivo y no hay una sola razón para que no lo disfrutes, así que no pongas basura en tu cabeza, sal por todo y disfrútalo a tope.

IMG_9543

10259835_10152444338711282_844287894178191093_n

10385010_10152447167741282_1981363598_n

Y así fue. Mi entrenador Fernando me indicó ir por un 3:40, correr a ritmo de 5:17min/km, sonaba a suficiente reto y lo acepté así. De pronto estaba en la línea de salida, parada tras los elite y frente a los hombres más veloces, casi no veía mujeres. Entonces un policía me dijo que me hiciera a un lado, porque ellos saldrían muy rápido. Yo le dije: Yo TAMBIÉN voy a salir muy rápido, y me quedé en mi lugar. Y salí rápido, no le estorbé a nadie y así seguí. Adelante comencé a sentir que me costaba trabajo mantener el paso de 5:17, me estaba subiendo a 5:25 y apenas estábamos en el kilómetro tres. La cosa se iba poniendo difícil, la humedad era de casi 80 por ciento y me sentía acalorada dentro de la camiseta. Pero me dije de nuevo: No pongas pretextos, no hoy.

10368633_10154185731980206_1812405125_o

Por ahí del kilómetro cinco, alcancé al pacer de 3:30, me puse a su lado y decidí correr con él lo más posible. Era un corredor experimentado, se notaba en su rostro, sus piernas y su paso, sabía bien lo que hacía. Me sentí en casa, como corriendo al lado de mi Fer, este hombre, en silencio, cuidaba de mí, me pedía que bajara los hombros para relajarme y me recomendaba tomar agua en todos los puestos de hidratación. Y así, sin cruzar más de 10 palabras, nos fuimos Edwin y yo corriendo al mismo paso por horas. Pasamos los 10 kilómetros en 47 minutos, la cosa iba bien, excelente. Yo solo quería llegar al 19, donde sabía que entraríamos al malecón, quería ver ya el mar y que me llenara de energía. Y así fue, por fin doblamos y tuve el mar de frente, todo cubierto de bruma, bajamos por el malecón y me dediqué a nada más que a disfrutar.

IMG_9527Pasamos la marca del medio maratón en 1:43, me sentía bien y decidí resistir con Edwin hasta el kilómetro 32. Ya después vería que hacer.

IMG_9552

Y así seguimos, por calles bonitas, entre hombres, jardines, edificios nuevos e impecables y árboles. Alguna porra esporádica y el cielo nubladito. Por ahí del 24 un señor grande me gritó: “¡Vas en puesto 11 de mujeres, niña!” Me emocioné mucho y le di las gracias. El 11 es mi número de la suerte y el de mi mamá y no me imaginaba ir en tan buen sitio, eso me motivó, sonreí y continué apretando el paso. La primera mitad había sido prácticamente de bajada, pero sabía que en la segunda mitad vendrían las subidas, tenía miedo, pues aunque no serían pronunciadas, sí podrían tronarme. Poco a poco aparecieron y las ataqué con cariño. Alguien en el grupo de pacing dijo: Aquí viene una bajada relajante. Y me quedé con esa frase en la mente: Cada bajada la vería como un descanso, un relax, un regalo, no como parte del trayecto. Y así, con eso en la cabeza, el trayecto fue cada vez menos pesado, hasta que llegamos al kilómetro 32. Entonces le dije a Edwin: Ahora vamos por un trotecito de afloje de 10K y listo. Me dijo que sí, que me veía bien y seguimos adelante. Me imaginé que iba con mi entrenador y que estábamos cualquier día comenzando a trotar suave un 10K para aflojar piernas. Así lo sentí y pasamos el 34, 36, 38. Llegando al 39, el compañero de Edwin le dijo que iba atrasado y que no alcanzaría las 3:30 en la meta. Entonces aceleró el paso, sentí mi energía y decidí dejarlo ir. Las piernas no me daban para hacer un arrancón a esas alturas. Pero ya solo faltaban tres kilometritos, estaba del otro lado. Poco a poco, comenzó a aparecer más y más gente en la ruta, porras, personas que leían mi nombre en la playera y me lo gritaban. Un chico de Ecuador me gritó y pensé que era por la playera, luego supe que era un amigo de Instagram, a esas alturas uno ya no piensa mucho. Total que llegó el bendito 40, 41, yo ya no llevaba nada, estaba acabándome toda la energía del cuerpo, y comencé a pensar en la gente que más quiero, en mi familia, mis amigos, en todas las personas que me echaron porras y me escribieron buenos deseos, en Dios que me permitió seguir viva y disfrutar de mi pasión. Y así, pensando y pensando, apareció la meta frente a mí, me emocioné, apreté el paso y la crucé satisfecha. 3:34:22 marcó mi reloj. Clasifiqué a Boston de nuevo y sin proponérmelo.

Así fue mi maratón de Lima, un juego completamente mental en el que conseguí descubrir todo lo que mi cuerpo es capaz de hacer. Lo amé y sufrí a cada paso y me lo llevo en el corazón. Y no es algo que me ponga muy orgullosa, pero si fui capaz de hacer ese tiempo con un dedo roto, 7 kg encima y un entrenamiento incompleto, estoy segura de que en Nueva York en otoño, con entrenamiento completo mi peso de competencia, nutrición y descanso impecables, haré un 3:15 sin problema. Es mi próximo objetivo y voy para allá.

10370736_10152452886101282_776893513_n

Después descubrí que fui la mujer #10 en cruzar la meta del 42K. El señor no me dijo mentiras :).

De Perú amé a la gente, la comida y la belleza de Lima: el mar, los atardeceres y ese Latinoamérica que tanto necesitamos conocer a fondo. Me falta Cuzco, así que volveré pronto :). Aquí algunas fotos.

IMG_9493

IMG_9495

IMG_9502

IMG_9514

IMG_9517

IMG_9518

IMG_9528

IMG_9558

IMG_9577

IMG_9589

IMG_9593

IMG_9601

IMG_9605

IMG_9612

IMG_9623

IMG_9628

IMG_9642

Gracias por leer mi crónica y por las porras que activaron mis piernas y gracias a Adidas por permitirme vivir esta enorme experiencia. Les mando abrazo.

1e034f2171ab352630b128ce5a9a257c1-12-1

 

Anuncios

36 comentarios sobre “Crónica del #Lima42K 2014 #CarreraDeNaciones

  1. Qué hermosa crónica Araiz! Me emociona leer todo el potencial que hay en nuestro interior para vencer las batallas internas… lloro de la emoción, el reto y la inspiración. Gracias por ser mi amiga y por inspirarme como lo haces. Te quiero. Mariana Morales

    Me gusta

  2. Felicitaciones, totalmente inspirador digna de imitar, mis deseos por la sanidad total de su dedo. Saludos
    Victor Manuel Monterroso

    Me gusta

  3. FELICIDADES, SOY UNA PERSONA MAYOR Y NUNCA HE DEJADO DE CORRER TODOS LOS DÍAS, ESAS NARRACIONES ME LLENAN DE ESPERANZA PARA UN DÍA CORRER UN MARATÓN.

    Me gusta

  4. Hola Araiz. No dejas de sorprenderme y de ser de inspiración para todos los que acá te leemos y seguimos. Lamenté mucho cuanto contaste lo que te había pasado en tu dedo, habías estado muy animada con lo de Lima y eso pudo haberlo echado abajo. Pero no fue así. No dejaste que fuera así. Te levantaste a buscar soluciones. Eres muy valiente, muy disciplinada, muy esforzada y por eso tu éxito. Te admiro mucho. Y al igual que muchos me contagio de esa energía que irradias.

    Me gustó mucho leer esta crónica, me transportaste a Lima y por momentos me parecía ver la competencia, estar en la competencia. Crucé la meta con las palabras que utilizaste para describir esta nueva experiencia. Y cada vez que te leo me entusiasmo más y espero con ansias el día en el que pueda correr mi primer maratón y sé que en cada kilómetro de ese primer maratón recordaré tus palabras, más aun en los últimos kilómetros y sé que lo terminaré y que lo terminaré bien, porque le pondré esfuerzo, disciplina, constancia, tal como tu nos has enseñado.

    Muchas felicidades por este nuevo éxito, mucha buena vibra para cada cosa que emprendas, muchas porras de muchos lugares dentro y fuera de tu México. Porque ese domingo, en la distancia, muchos también gritamos ¡Araiz! ¡Araiz! ¡Araiz!

    Me gusta

  5. Araiz, para mantenerle el paso al pacer de 3:30 hasta el 32 y con un dedo roto se tienen que tener muchos kms de entrenamiento, y no solo en las piernas, si no en el temple para mantener el paso. Muchas felicidades, me llamo la atención que no comentaste mucho sobre la gente sobre la ruta, es muy poca? No se sentía su buena vibra? Saludos!

    Me gusta

  6. Araiz, que puedo decirte…eres una gran inspiración para mi, cada kilómetro que recorres y narras me hace admirarte más, eres una verdadera guerrera, gracias por esa enorme motivación que me haces sentir. Muchas felicidades y gracias por compartir tus experiencias. Lo siento, nunca dejaré de agradecerte 🙂

    Me gusta

  7. ¡Qué bonita crónica! Muchas felicidades y gracias por ser inspiración y motivación para tantas personas. Eres una campeona y qué padre haberme topado contigo e iniciar un cambio en mi vida.

    Pd. Si vas a querer bajar esos 7kg que según tú tienes de más (¡yo no veo en dónde!), nos compartes tu dieta para ver si nosotros podemos hacer lo propio, jaja.

    Me gusta

  8. Araiíz: Nuevamente felicitaciones, eres una dura. Los siete kilos no se te notan por ninguna parte. Estoy en recuperación de una cirugía, pensando en el 03/08/2014, dia de maratón cerca a Cali, en el Lago Calima. Abrazos y muaaa!

    Me gusta

  9. Tendre que leer lo cercano a mi Maraton para insipirarme. Muchas gracias por todos los tips que en general me han super ayudado a corer mejor.

    Me gusta

  10. Araiz. Bella tu fuerza interior, emocionante tu escritura, y hermosa tu persona. Estoy programando mi primer 21k. Y tu experiencia me motiva. Gracias

    Me gusta

  11. Felicidades Araiz! Cada vez que leo tus crónicas me emocionan y me sacan una lagrima porque puedes sentir en la piel esa experiencia con cada letra que escribes. Eres mi inspiración, eres una mujer guerrera. Saludos

    Me gusta

  12. Araiz preciosa, te admiro profundamente…. eres una heroina de carne y hueso, un icono de gran fortaleza, luchadora y ganadora de batallas. Leí la crónica con un nudo en la garganta, gracias por transmitir toda esa fuerza, lucha y pasión por la vida, nos regalas la visión del amor y confianza hacia uno mismo. Te mando un fortísimo abrazo.

    Me gusta

  13. Felicitaciones y qué gusto que te haya gustado la Lima42k Arraiz! Y pensar que te vi corriendo junto a Edwin y simplemente me dije “wow, un DIY a su polo” jaja la próxima vez que vengas, ya sabré quien eres y si te veo, nos tomamos una foto 😉

    Me gusta

  14. No tengo el gusto de conocerte…hace tre meses me integre a un grupo de corredoras, mamás del colegio de mis hijos, sólo he corrido dos maratones y nos estamos preparando para el maratón de las Vegas en noviembre, lo que más me conmovió de tu historia, fue cuando pensaste en toda la gente que te quiere, ese momento donde ya no puedes más y te impulsa el amor más grande del ser humano tu familia, gracias, estaba buscando como correr más rápido en la web, pero ahora sólo quiero ser como tu.

    Me gusta

  15. Felicidades !!! tu relato me inspira y motiva para realizar uno de mis pendientes de vida…correr un marathon! enhorabuena y felicidades de nuevo por ser una guerrera

    Me gusta

  16. FELICIDADES CAMPEONA

    …….personas como tu son las q nos motivan a seguir corriendo .una vez mas te admiro. me motivas a echarle ganas y creeme q me emociono tanto con tus descripciones de carreras q hasta lagrimas de emoción e derramado. gracias por compartir tus vivencias.

    Me gusta

  17. Buscaba información sobre running, y de un enlace a otro llegué a tu blog, que bueno que la hayas pasado muy bien en mi ciudad, y de alguna forma espero te hayas sentido como en casa. Te contaré que para mi fue mi primer maratón y sin duda fue una experiencia increíble que espero volver hacer al menos una vez por año como parte de mi preparación para culminar un Triatlón de Larga Distancia. Saludos desde Lima y esperemos tenerte pronto nuevamente…!!!

    Me gusta

  18. Es uno de los mejores articulos que he leido.Te felicito por ser una guerrera y tener una fortaleza mental fuera de serie.Muy inspiradora y yo como corredor de 68 anos me alientas a seguir.DTB.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s