Araiz en el hospital (parte uno)

El hospital fueron muchas cosas: sangre, batitas de algodón, enfermeras color violeta, mucho yodo, jovensísimos doctores, comida extraña, amables policías, encierro, ayunos, hartazgo, llanto, risas y mucho, mucho crecimiento personal.

El miércoles 21 llegué  internarme para ser operada al día siguiente. A mi apéndice analizado le encontraron un pequeño tumor carcinoide dentro: 4 x 9 milímetros me hicieron volver al quirófano, pues el tumor había invadido la red linfática y había posibilidad de que algunos ganglios de mi intestino estuvieran afectados también ya.

Normalmente el apéndice retirado se lleva a analizar y los resultados se entregan una semana después, los médicos los revisan, se cercioran de que todo esté bien y si no, te llaman de inmediato. En mi caso no fue así: Mis doctores,  me vieron “muy joven y sana” y simplemente omitieron revisar los resultados del análisis a mi apéndice (cuestión de rutina). No sabían que ese mañana de enero, me acababan de quitar un tumor canceroso, no sabían que seis meses después alguien, por serendipia, encontraría mi caso en los archivos y me mandaría a llamar urgentemente. Negligencia, pues.

Total, detalles aparte, ese miércoles antes de que amaneciera, pasó por mi Beto Cuétara y nos fuimos al Sope al que sería mi último entrenamiento de “la temporada”: 16 km con el equipo de Total Running. Comencé a disfrutar cada kilómetro, tomármelos uno a uno, observar el Bosque, platicar con mis amigos del equipo, respirar el aire fresco de la mañana y en eso ¡Praaaaaas! Caí al piso víctima de una boya disfrazada de negro, aterricé en cámara lenta en el pavimento húmedo, rodillas y codo me protegieron de entregar los dientes. Me levanté en un segundo con ayuda de mis amigos y seguí corriendo como si nada.

Fue hasta los estiramientos del final cuando noté mis mallas rotas, rodillas y codo sangrantes y raspados. Ardía pero me pareció muy simpático. Tenía como 15 años desde la última vez que me había raspado las rodillas, me recordó que si, me volví adulta, pero no me quedé encerrada en la eterna rutina  de oficina- coche- casa, todavía salgo, corro, me caigo, me levanto y sigo adelante.

Volví a mi casa, preparé mi maleta con la lista de cosas que me indicaron en el hospital, me arreglé y salí risueña y nerviosa rumbo a la cirugía. Me pidieron internarme a las 12:00, eran ya 12:30 y yo seguía pegada a mi muffin y capuchino, evadiendo entrar. Mi mamá delicadamente me presionó, entramos, firmamos documentos, me asignaron la cama 125 y ahí comenzó todo. Análisis tras análisis, yo era la paciente más regia del lugar, subida en mis botas de tacón alto y siempre bromeando. Este espíritu luché por mantenerlo cada día a través de esta locura que fue mi experiencia hospitalaria. En su mayoría lo logré y me pude mantener a flote y a mi familia, que estaba tranquila gracias a mi actitud.


Me parecía una locura estar en el hospital, porque me sentía mejor que nunca de salud  y de ánimo, me sentía fuerte y en cada análisis que me hicieron previo a la operación, no se vio ni rastro del cáncer. Pero la red linfática estaba posiblemente invadida y eso no podíamos verlo en las radiografías, tomografías ni en algún otro estudio, así que decidieron que lo mejor era operarme por precaución. Yo ante ese panorama dudé, los cirujanos me llevaron una hoja que debía firmar y en la que se explicaban todos los riesgos del procedimiento: nada alentador, de hecho me pareció tétrico. No dormí esa noche, hicieron venir en la madrugada a muchos médicos que nos explicaron a fondo el caso y, finalmente, firmé la hoja con plena conciencia de lo que estaba aceptando.

Pues eso por hoy, amigos, tengo muchísimo que contarles y lo iré poniendo cada día por aquí.

Les agradezco de nuevo cada muestra de apoyo y cariño que han tenido conmigo en estos días, Dios los bendiga.

Hasta mañana, feliz día y no olviden que hoy el Maratón cumple 2,500 años, festéjenlo a su manera y saquen al Filípides que todos llevamos dentro 🙂

Abrazos

Araiz

Anuncios

39 comentarios sobre “Araiz en el hospital (parte uno)

  1. Gracias por compartir Araiz, no pude evitar sentir un nudo en la garganta. Que bueno que estás de regreso. Como bien lo dices, tu actitud regia permitirá salgas al 100 de esto. La misma que contagias y nos hará pensar que un paso mas no es difìcil si lo enfrentas con valor.

    Gracias.

    Me gusta

  2. Un abrazo sincero Araiz….mi madre tuvo cancer de seno hace 18 años y ambos de mis abuelos maternos lo han padecido, y la experiencia nos marcó de por vida…… te hace crecer como persona y valorar cada día a tus seres queridos.

    Fuerza y ánimo!!!!!

    Me gusta

  3. Hola, La verdad es que te sigo en el twitter desde poquito, pero después de leer este blog, me has dado un levanton de animo, y es que ahora tengo un chorro de cosas en la cabeza, y viendo como es que has sorteado tus problemas siempre con la cabeza en alto y con tantas ganas, y con optimismo, te haz vuelto un ejemplo para mi, un ejemplo de no dejar que ningún problema me tire, porque pequeño o grande que sea, ya abra forma de resolverlo, te agradezco mucho tu forma de pensar y de vivir porque me haz abierto los ojos a vivir siempre con una buena cara y con la frente en alto, sigue adelante Araiz, sigue corriendo y escribiendonos.
    GRACIAS.

    Me gusta

  4. Definitivamente esa caída antes de la cirugía no fue casualidad…fue la manera en que Dios te dijo “de esta que viene también te levantarás y seguirás adelante como si nada”.
    Un abrazo y que se mantenga esa actitud positiva en ti.

    Me gusta

  5. Hola Araiz,

    Espero te encuentres bien, me gusta la forma en como platicas lo que te pasa espero pronto leer la siguiente entrega de Araiz vs Carcinoide …

    Saludos!!

    Me gusta

  6. Ya te extrañaba! Yo sabía que saldrías adelante, como siempre lo haces! Sigo admirándote y tratando de emular tu alegría por vivir y tu fuerza para levantarte. Gracias por compartir tus experiencias!
    Te sigo…

    Me gusta

  7. Araiz muchas gracias por compartir tu experiencia en el hospital, eres toda una guerrera y lo demuestras con esa actitud al tropezar y caer, de levantarte y seguir adelante siempre firme y con el ánimo bien en alto.
    Tenemos mucho que aprender de ti!!!!!
    Te envio un fuerte abrazo y espero verte pronto.

    Me gusta

  8. Hola Araiz, que gusto leerte de nuevo y que te estés recuparando satisfactoriamente. Siguenos contando, queremos saber mas de ti. Saludos y cuidate mucho.

    Un abrazo
    Andrea

    Me gusta

  9. Ya te extrañabamos y me da gusta leer que estas bien.
    Saludos y seguimos al pendiente de tu enfermedad.
    ¡Felicidades! por saltar la primera barrera,

    Saludos,

    Me gusta

  10. Hola Araiz:
    Soy médica además de corredora. Te leo entonces en dos sentidos, en uno, me animas a correr y disfrutarlo en todas sus dimensiones. En el otro, me dejas ver lo que ocurre del otro lado de la bata, o del escritorio. Lamento que se haya descubierto de esa manera tu tumor, y celebro que todo haya salido bien. Relatarnos tu experiencia tiene muchos sentidos: el primero, que tú crezcas y rebases las impresiones que esto ha dejado en ti, aprendiendo y tomando nota, pero además, alertar a otros para cotejar que su manejo médico sea completo.
    En lo personal, registro que mi actuar como médico debe quedar siempre claro, para mi, y para mis pacientes, poniendo por delante su bienestar y su seguridad.
    Muchas gracias por compartir tu experiencia.
    Te mando un abrazo

    Me gusta

  11. Estimada Araiz!!!
    Que bueno que ya estas de vuelta, como dicen todos, extrañabamos tus relatos, gracias por existir y gracias a Dios por que gracias a su bondad, sigues aqui, esperemos que sean muchos los kilometros que todavia tengas por recorrer y muchos los relatos que compartas con tus admiradores

    Me gusta

  12. Hola Araiz, siempre leo tu blog y es la primera vez que escribo, me alegra tanto que ya hayas salido del hospital y con más entereza que nunca, eres el ejemplo vivo de lucha y perseverancia que todo mexicano dedemos tomar como guía, bienvenida, nos vemos en la pista, saludos y abrazos.

    Me gusta

  13. Todas las noches desde que te hospitalizaron me he metido en tu blog para saber como había ido todo,pero siempre me iba a la cama sin respuesta,y ya hasta estaba preocupado.Pero hoy será diferente,por fin tengo noticias tuyas y eso me alivia.

    Te deseo lo mejor .DESDE ESPAÑA.

    Me gusta

  14. No dejes de ser siempre así de positiva, en lo bueno y en lo menos bueno, es un ingrediente básico para sacar lo mejor de la vida y para hacer más felices a los que te rodean… Ya nos contarás cuándo te dejan volver a correr… 🙂

    Me gusta

  15. Bienvenida Araiz!!!!
    Que bueno que todo salio bien y adelante con la vida, de una u otra forma celebremos la existencia de la prueba de maraton yo por mi parte ando a las carreras en la oficina.
    Besos

    Me gusta

  16. Que bueno es leerte de nuevo, te sigo en twitter como Ticky14. Además de que me encanta tu forma de escribir, me volví tu seguidora desde antes de tu operación por tu fortaleza, tu valor y tu ejemplo. Estoy ansiosa por leer la 2a parte de tu historia.

    Abrazos desde León, Gto.

    Me gusta

  17. Ara, me da gusto leerte de nuevo Ánimo, como
    siempre, sí, síguenos contando esta historia de vida y fortaleza!!!

    Recibe saludos de parte de Lola 😀 y mía :p

    Me gusta

  18. Araiz, gracias por tu espíritu de guerrera! tus palabras me alientan a seguir en mi sueño de correr un maratón… yo también he estado en Nutrición y sé lo que es… deseo que pases a través de ésta experiencia llena de paz, luz y mucho amor!

    Un gran abrazo!

    Me gusta

  19. Querida Araiz,
    Meses siguiendo tu blog. Meses que has avivado mi gozo de vivir. Meses que, como un rayo de luz motivador, tus palabras me fascinan, tanto por el contenido como por la forma magistral de hacerlo, propia a los grandes escritores. Sigue escribiendonos todo lo que quieras. Es un deleite leerte.
    Eres fuerte y valerosa pero por favor dale su tiempo al cuerpo para que se recupere adecuada y correctamente.
    Te mando mucho carino y un fuerte abrazo. Esperaré con ansias la continuacion de tu relato.

    Me gusta

  20. Tengo poco tiempo de saber de ti, y la verdad eres una guerrera, animo muchas buenas vibras y pa lante, siguenos escribiendo para saber que vas muuuy bien
    veterana principiante

    Me gusta

  21. Holaaaaaa!!!! que gusto que ya estes escribiendo tu blog de nuevo! y que padre tu primer artículo en la revista…mil felicidades y que bueno que ya estas mucho mejor Araiz, un abrazo!

    Me gusta

  22. En Puebla, estamos muy contentos de tú recuperación y que nuevamente podamos compartir las expeiencias del buen correr
    saludos a todos,
    todos los que te seguimos

    Me gusta

  23. que gusto volver a saber de ti, ya nos tenias con pendiente,a seguir sembrando AMOR para que sigas cosechando AMOR,los mejores deseos de uno mas de tus seguidores.

    Me gusta

  24. Hola Araiz!
    Qué alegría volver a saber de tí a través de contar tus propias experiencias.
    Qué valiente, qué madrurez, qué alegría y pasión por la vida.
    Estoy segura que Dios y la vida tienen algo muy bueno para tí.
    Te mando un abrazo y mi profunda admiración (además de mis oraciones).
    Ya nos conoceremos.
    María Luisa

    Me gusta

  25. Araiz:

    Eres una chica super optimista, y asi debe ser! segura estoy de que saldrás excelentemente de esta experiencia en que has vivido situaciones muy fuertes; por lo mismo, saldrás más fortalecida.

    Dios te bendiga, te cuide hoy, y en todos los maravillosos e incontables días por venir que tienes por delante.
    Un gran abrazo!
    Guille

    Me gusta

  26. Hola Araiz:

    he venido siguiendo tu blog y el fabuloso reto de maraton y medio, desde hace un buen tiempo, tu trabajo se me hace super bueno y el gozo que ponoes en él motiva muchisimo.

    por cuestion de trabajo deje como un mes de conectarme a la red, y no habia leido nada nuevo.

    leyendo la revista runners… vi tu foto y sorpresa que me entero de tu estado actual.

    me resulto dificil entender y quiero primero que nada decirte que estas en mi pensamiento que aunque no nos conocemos comparto contigo vivir conquistando retos. que siempre que salgo a correr elevare mi pensamiento pidiendo por tu salud.

    gracias por tu ejemplo de fuerza y optimismo, y a tu familia les deseo que en su union se llenen de luz.

    como decimos aca “ANIMO la meta ya esta mas cerca…”

    Me gusta

  27. Hola!, Araiz, me da gusto que te encuentres bien, mis mejores deseos y espero algun día conocerte en persona, formo parte de un club de corredores de la Barca, Jal., y quiza un día de estos nos encontremos en alguna carrera, para darnos animos. Cuidate y te mando un fuerte abrazo.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s