Archivo de la etiqueta: carreras

Nuevo video: Cómo elegir tus tenis para correr

como elegir tus tenis para correr araiz saucony video

Un día estaba en una tienda de deportes y un señor asesoraba a su esposa (una señora con unos 30 kilos de más) para elegir sus tenis para comenzar a correr. El señor le recomendaba unos Nike Free y le decía que “con esos iba a correr más rápido, porque eran los más ligeros”. Yo no pude evitar meterme en la conversación, le dije a a señora de la manera más cuidadosa posible que las personas con peso extra necesitaban tenis con más soporte para no lastimar sus articulaciones, que además ella era sobrepronadora (se le notaba a cuadras) y requería un apoyo extra en la parte interna del zapato. La señora me escuchó, vio los tenis que le tocaba usar y no le gustaron, tomó los minimalistas y se fue a la caja a pagar. No hace falta ser adivino para saber el final de la historia: La señora se lastimó las rodillas y estuvo lesionada un tiempo, probablemente le echó la culpa de sus lesiones a correr y abandonó los tenis en un rincón de su casa.

Correr no lesiona, hacerlo con los tenis inadecuados para nuestras necesidades sí. Cada persona tiene diferente tipo de pisada, arco, estilo de aterrizaje al correr, peso, estatura, kilometraje semanal y superficies en las que entrena. Con base en estas características, además del precio, color y diseño, hay que escoger nuestros tenis para correr, de forma que se conviertan en nuestros aliados para lograr nuestras metas y no en los enemigos que nos obstaculizarán para alcanzarlas.

Nadie nace sabiendo elegir tenis y la mayoría lo aprendemos hasta después de una o varias lesiones. He entrevistado a expertos en el tema y aquí les dejo los puntos que considero más importantes para hacer una elección inteligente y efectiva.

¡Feliz lunes de Maratón de Boston!

1e034f2171ab352630b128ce5a9a257c1-12

 

About these ads

2 comentarios

Archivado bajo Básicos del corredor

¡Atrévete a correr un maratón! (8 pasos para conseguirlo)

A lo largo de estos cuatro años corriendo y siete maratones terminados, algo me ha quedado muy claro: Al maratón hay que RESPETARLO, pero jamás TEMERLE. Desde que crucé la meta de mi primer 10K, supe que quería hacer un maratón pronto, después encontré en Cancha, de Reforma una serie de entrenamientos que Rubén Romero publicaba invitándonos a hacer nuestro primer maratón 20 semanas después. Me animé, tomé su reto, elegí el que quería que fuera mi primer maratón (Mazatlán 2009) y me enfoqué en entrenar para conseguirlo. En ese entonces tenía trabajo y escuela, por lo que no siempre pude entrenar como hubiera querido, además no consideré la humedad y el calor de aquél puerto, por lo que el maratón me resultó muy pesado, pero todo el esfuerzo cobró sentido al cruzar la meta sabiéndome maratonsita al fin, sabiéndome capaz de vencer cualquier circunstancia en la vida.

Unos meses después decidí hacer un maratón más en forma, me discipliné mucho más con mis entrenamientos de carrera, agregué natación y pesas y el resultado fue que reduje una hora mi tiempo en 42K y corrí un maratón que en ningún momento me pesó o me hizo sufrir, lo disfruté de principio a fin y me dejó con ganas de más. Meses después, en Torreón 2010 habían pasado solo cuatro meses después de mi apendicectomía, el doctor me dijo que podría correrlo sin problema, pero creo que ese doctor nunca había corrido ni un 5K, durante la carrera me descompensé, estuve a punto de desmayarme, vi “la pared” y los últimos kilómetros ya no los corrí, solo arrastré mis pies pesadamente hasta la meta.


A lo largo de mi camino, me ha tocado conocer desde el loco cuya primera carrera fue un maratón completo (y lo completó sin preparación alguna) , hasta la señora que llevaba siete años corriendo muy disciplinadamente y no se atrevía a correr el maratón completo porque su esposo le decía que le podía pasar algo (a esta señora, aunque no la conocía, la motivé a inscribirse al completo, lo hizo y me lo agradeció llorando). He visto que la gente se va a los extremos, o se espera demasiado por miedo al maratón o lo ve sin respeto, como cualquier carrera y la distancia le cobra ese atrevimiento metro a metro. También he visto a quienes se sobreentrenan, hacen demasiadas distancias arriba de 30 kilómetros, casi casi ensayan el 42 completo y cuando llega el gran día, ya no traen nada en las piernas y hacen un tiempo horrible, lo sufren y juran jamás volverlo a intentar.

Para mí, la fórmula para disfrutar el maratón es cosa sencilla:

1. Elegir una carrera varios meses antes, inscribirse, pagar el viaje y hacer toda la planeación alrededor de el evento. Un viaje a un maratón se puede convertir en un gran plan para la familia completa y toda esta expectativa te motivará a tomar muy en serio tu preparación.

2. Seleccionar un entrenador o plan de entrenamiento adecuado a nuestras posibilidades/ necesidades y apegarse lo más posible a él (tampoco atormentarse por haber faltado a dos o tres entrenamientos, pero tener disciplina). Considerar las especificaciones de la ruta para entrenar para vencerlas. Aquí pueden descargar el entrenamiento de Rubén Romero que menciono.

3. Alimentarte e hidratarte correctamente desde el día uno de tu entrenamiento. No esperes a la semana de carga de carbohidratos para consumir tus necesidades diarias de nutrientes y líquidos, comprende que de la calidad de tu alimentación depende gran parte de tu resultados en los entrenamientos y en tu gran carrera.

4. Descansar. Yo amaba salir a bailar y llegar a mi casa a las seis de la mañana con los tacones en la mano…hasta que comencé a correr. Y no me costó ningún trabajo cambiar esas horas bailando en la madrugada por horas corriendo al amanecer, los red bulls por Gatorade y los amigos fiesteros por amigos corredores. De vez en cuando puedes salir un viernes y no pasa nada, pero es importante que procures dormir suficiente y tomar muy en serio tus días de descanso de entrenamiento, pues son parte fundamental de tu asimilación del entrenamiento.

5. Preparar una buena playlist. Hay quienes no soportan correr con música, los respeto, pero yo lo amo y estoy segura de que cualquier maratón me hubiera costado horrible de no habedr sido por la buena inyección de energía que me dio cada canción que seleccioné específicamente para ese día (sí, como las novias en su boda).

6. Selecciona el outfit adecuado. Una ropa y tenis que te quede cómoda, que te guste mucho y con la que puedas correr a gusto por horas y horas es la indicada para el gran día. Haz varias pruebas en tus ditancias previas hasta dar con el atuendo perfecto.

7. Hacer una buena carga de carbohidratos. La semana anterior asegúrate de hidratarte y cargar los carbohidratos que almacenarás en tus piernas y explotarás el día de la carrera. En la columna negra a la derecha de este blog pueden descargar un plan de Xorge Mirón, un excelente nutriólogo, con tips que siempre sigo para una carga de carbohidratos efectiva.

8. ¡DISFRÚTALO! Una vez que haya sonado el disparo de salida, comienza la fiesta para ti, vívela, gózala, dale permiso a tu cuerpo y tus emociones de llevarte por esta experiencia única que cambiará tu forma de ver la vida en adelante.

Entonces, ¿te atreves a correr un maratón ya? No tienes nada que perder. El maratón de Monterrey el 9 de diciembre y Lala el 3 de marzo. Toma el que quede más adecuado atu preparación actual, sigue los pasos y ¡vuélvete maratonista de una vez por todas!
¡Feliz lunes!

 

 

11 comentarios

Archivado bajo Básicos del corredor, Carreras, Entrenamientos

Trail El Zarco: Mi primera aventura en la montaña

Una noche, terminando de entrenar en El Sope, me encontré a mi amigo Olin y me presentó a Memo, dueño de Krazyrunners, empresa que se dedica a organizar carreras de montaña. Les conté que no había corrido nunca una prueba de ese tipo. En menos de 15 minutos ya tenía una invitación a un trail por cortesía de Memo. “Solo son 15 kilómetros, pensé, ¿qué tan complicado puede ser?” No tenía ni idea.

Pasaron las sermanas y llegó el día, el 20 de mayo salí rumbo al Estado de México y en menos de una hora ya estaba ahí, en El Zarco, en un clima completamente distinto al del D.F esa mañana, todo lleno de neblina y ¡helado!  Yo llevaba faldita y playera, una sudadera por si acaso y chanclas para descansar los pies tras correr.

La carrera comenzaría a las 10 y todo el ambiente era completamente distinto, adelante de un puesto de quesadillas y pegada a un restaurante campirano, estaba la línea de salida. Los corredores tenían que registrar sus nombres antes de salir, todos estaban muy contentos, relajados y sin poses. Llegó la hora de formarse para salir y éramos apenas unos 500 participantes, nada comparado con las carreras masivas a las que estamos acostumbrados en el D.F.



Tras salir, trotamos suave por un camino empedrado y en unos minutos nos encontrábamos ya  subiendo por una vereda estrecha de tierra en la que apenas cabían las pisadas de una persona y su cuerpo, todo el tiempo tenía que ver el piso, pues había lodo, hoyos, piedras, troncos. Con la cabeza y el cuerpo tenía que librar plantas y algunas ramas. Tenía que estar 100% en el “aquí y ahora”, si no lo hacía, me rompía los dientes.

Esta vereda nos subiría hasta los 3,450 msnm ¡una locura!, conforme daba un paso más, iba sintiendo en la garganta y el pecho la deuda de oxígeno, ese dolor-ardor en la garganta, esa respiración agitada a pesar de ir prácticamente caminando. Íbamos en una fila, pues sólo cabía por el camino uno a la vez. Tenía que llevar el paso que me marcaban los de adelante, pues si no lo hacía atrasaba a los que venían detrás, De pronto, tras un rato de subir, vi un tronco y quise sentarme ahí, dejar pasar a los rápidos, estába exhausta y apenas llevaba un par de kilómetros.

Finalmente llegamos a lo plano, un camino ancho y menos accidentado, ahí me relajé y troté suave, cuidando por dónde pisaba. Después vino lo bueno, así de pronunciada como habia sido la subida, una bajada por la que “caímos” en picada, al principio pisando con miedo y precaución, pero después de unos minutos las piernas se dominaban a sí mismas, habían alcanzado una velocidad vertiginosa y yo sólo saltaba para librar piedras y baches mientras mis piernas me llevaban a toda velocidad cuesta abajo y la adrenalina se hacía una presión en mi garganta, una presión de emoción y libertad, una sensación increíble e incomparable.

Después llegamos a la parte baja de un puente, no se veía absolutamente nada y mis pies pisaban chueco csobre las piedras, dándole en la torre a mis tobillos flacos. Luego un prado, el Valle de Carboneras, llegando a la marca de 7.5 km, la mitad de la carrera, no lo podía creer, estaba cansadísima y apenas llevaba 7.5 simples kilometritos. Nos dieron Enerplex de coco, le di unos tragos y seguí adelante. Ahora  nos tocaba volver sobre nuestros pasos, subir de vuelta por la bajada vertiginosa que ahora se había convertido en una pendiente enorme e interminable, de repente tenía que apoyarme en el brazo de Daniel, me dolía todo y estaba muy cansada, tenía ganas de sentarme en una piedra, pedir que me llevara la barredora. Mientras más subía, sólo pensaba ¿qué estoy haciendo aquí?, ¿qué necesidad de venir a sufrir y llevar a mi cuerpo así a sus límites? la subida seguía y seguía y seguía, cada vez más ruda. Por fin llegamos de nuevo a lo plano, me tranquilicé y troté suave, tenía dolor de caballo. Cuando estábamos a punto de alcanzar el otro puesto de abastecimiento, no vi una piedra bajo mi pie y ¡tras! caí toda sobre la tierra, raspándome ambas rodillas y las palmas de las manos, que metí para no entregar los dientes. Se metió tierra en la herida y me ardía muchísimo. Pensé ya comenzaste, ahora lo terminas y párate rápido porque mientras más pronto salgas de este bosque, mejor. Me levanté y seguí trotando, solo enjuagué un poco mis rodillas con agua y emprendí la bajada hacia la meta.


De pronto, ya nada me dolía, había encontrado mi velocidad bajando y ya nada me detenía, brincaba de piedra en piedra y me invadía de nuevo esa sensación de felicidad, de triunfo de emoción que se desborda, ganas de llorar y gritar. Sintiéndome así crucé la línea de meta, con una satisfacción y alegría de haberlo logrado, que hace mucho tiempo no sentía en una carrera.

Después, un café caliente y una quesadilla, mi chamarra calientita y los paramédicos me confortaron. Fue una carrera como ninguna otra que haya corrido antes, en solo 12 kilómetros me llevó a mis límites físicos y emocionales y me mostró de nuevo que, sin importar lo grande y complejo que se vea el obstáculo, solo es cuestión de tiempo para superarlo.

El ambiente me encantó, disfruté saludar y compartir estos kilómetros con amigos y corredores de montaña que, a pesar de tener rendimiento impresionante y ser incluso ultramaratonistas, son los más sencillos y están dispuestos siempre a ayudarte o aconsejarte. Es otro mundo el de las carreras de montaña, pero un mundo que, definitivamente, no deben quedarse sin probar.

En cuanto a los gadgets, mi amado Garmin solo reaccionó durante un kilómetro, pero el Endomondo con el GPS del teléfono no tuvo problema para medir la distancia. Los Sport Beans que comí antes y durante la carrera me mantuvieron la pila arriba, los recomiendo mucho para rutas rudas como esta.

El lunes siguiente, no me podía levantar, me dolía absolutamente todo, como si hubiera corrido un maratón el día antes. Caminaba chistoso, pero me sentía satisfecha y feliz. Ahora respeto y admiro mucho más a quienes participan frecuentemente en este tipo de carreras y pronto volveré a otra mucho más preparada para las condiciones específicas y lista para vencer de nuevo a la montaña.

Gracias a todos los amigos que me compartieron sus fotos y ayudaron a hacer más completo este post ;).

¡Linda tarde!

Acá unas fotos del sitio de la carrera, fuera de lo común y muy lindo. Nos dieron mucha risa el restaurante donde vendían “godorniz” y los anuncios imperativos que te mandaban a comer conejo y trucha :).









9 comentarios

Archivado bajo Crónicas de carreras

We’re running Chi!!!!!!

Cuando de maratones se trata, yo siempre he dicho con emoción que quiero correr las 15 opciones que ofrece mi país antes de pensar en viajar al extranjero para correr los 42K. Conozco a más de una persona mexicana que ha corrido decenas de maratones ¡y ninguno en México! Y no porque vivan en el extranjero, ¡no!, sino porque desprecian las carreras organizadas aquí y te dicen ¡Ay no!  Yo mejor me voy a NY, Paris, blah, blah, blah… No puedo con eso. Pero el año pasado, César Pérez, coordinador editorial de Runner’s World que se sienta justo enfrente a mí en la oficina, viajó a Chicago a correr el maratón y cuando volvió me platicó historias tan emocionantes e increíbles de cómo logró bajar su tiempo de 3:38 a 3:12 y cómo vivió aquél maratón, que me quedé con la espinita de hacerlo. Luego, mi prima Paola, de quien ya les había hablado antes, me decía desde hace algunos años, “Prima ven a correr el maratón y conoces Chicago, paseamos, etc” y se me hacía una idea padre, tengo muchos años sin poder ver a Pao, que vive allá.

Total que platicando con Daniel, que va por su segundo maratón, nos motivamos, nos decidimos y ¡tras!

¡Estoy ya inscrita al Maratón de Chicago, con boletos de avión comprados y más emocionada que NUNCA!

El Maratón de Chicago es la carrera de 42K fuera de México con mayor participación de mexicanos (como expectadores y como corredores), me han platicado que si llevas una playera con tu nombre y la bandera de México impresos, recibes una cantidad increíble de porras y bueno, en estas carreras, la motivación hace una gran diferencia.

También es una carrera muy rápida, pues es prácticamente plana y está a nivel del mar.

Y bueno, recorre una ciudad hermosa que me muero por conocer en vivo pisada a pisada.

Y como no pienso volar kilómetros para hacer un maratón como cualquier otro, para Chicago he decidido prepararme intensa e inteligentemente, pues voy por una meta muy clara, que es CLASIFICAR A BOSTON, para lo que necesito marcar 3:35 horas. ¿Y saben qué? Estoy segura de que lo haré. Sí, entrenando consatantemente, haciendo trabajo de fuerza, perdiendo peso, hidratándome y descansando bien, incluyendo cross training, trabajo de velocidad, carreras en montaña ¡La cabeza se me está llenando de planes a toda velocidad! Y es increíble.

El maratón se correrá el domingo 7 de octubre y eso me da muuuuy buen tiempo para ahorrar y, como me recomendó Daniel, ahora sí entrar a Lululemon (mi tienda favorita de ropa deportiva) con bolsas y bolsas de cosas hermosas, pues el año pasado, cuando fui a Los Ángeles, todo era tan caro, que sólo salíu con un termo y un montón de ganas de más cosas jaja.

Daniel y yo hemos decidido entrenar juntos (es padre correr con él, pues llevamos casi el mismo ritmo, nos retamos y me encanta el reto!!), el primer semestre del año trabajaremos en bajar nuestros tiempos de 10K, que, como les había platicado ayer, quiero tener por debajo de mi 46:08 y, a partir de mayo, ¡comenzaremos rumbo a Chicago! He visto que este año van más corredores de México que nunca y eso me parece increíble, espero que nos acompañemos en este camino y lleguemos con todo a romper marcas y disfrutar completamente.

Listo, me retiro a escribir para mis revistas.

Los leo mañana, ¡lindo jueves!

15 comentarios

Archivado bajo General

Carrera Bonafont 2010

Por su inscripción gratuitaasistencia masiva, la Carrera Bonafont ha sido de las más populares desde  su primera edición en 2005, en este 2010 ya está haciendo ruido y trayendo muchas lectoras a mi blog, que me han pedido mayor información sobre el evento. Aqui todo lo que necesitan saber:

Fecha: Será el domingo 30 de mayo de 2010

Ciudades: DF, Guadalajara y Monterrey

Distancia: 5km

Rama únicamente femenil

Las inscripciones serán gratuitas y se podrán realizar a partir del sábado 1º de mayo en:

La página de Bonafont

La página de la carrera

La página de Sports Promotion (organizador del evento)

Bonatel: 01800 7132 263

O las oficinas de Sports Promotion en el DF:

Morena 216-A

Col. Del Valle

DF

Mexico

03100

(55) 5536-2023

(55) 5687-3941

En menos de dos semanas, las hasta 30 mil inscripciones estarán agotadas, en los últimos días el sistema de internet da muchos problemas, pues se satura, por lo que les recomiendo inscribirse muy a tiempo.

Para mantenerse al tanto de las novedades rumbo a la carrera, pueden agregarla en:

Facebook:

Perfil

Grupo

Twitter:

CarreraBonafont

Esa es toda la información disponible por el momento, seguiré publicando las actualizaciones y respuestas a tras dudas que me envíen. Buscando datos, me encontré con esta foto en la que aparezco!


¿Qué tal mi pose eh? ¡Iba con todo!

He corrido esta carrera en:

2008 - 28:00 min

2009  - 24:56 min

El año pasado, sabiendo las cantidades enormes de gente que convoca, decidí llegar temprano, pero se me pasó la mano, el evento comenzaba 8:00 am y yo estaba bajándome de mi coche a las 5:30, lista y animadísima jaja y qué creen que pasó? FUI LA PRIMERA PERSONA EN LLEGAR QUE NO ERA DE LA ORGANIZACIÓN, vamos, ni los del guardarropa habían llegado siquiera xD, le dejé mis cosas a unos policías muy amables y confiables y me puse a estirar ahí en la calle completamente vacía.

Unos 40 minutos después, llegaron las cámaras de TV, me vieron ahí sola y decidieron grabarme, hasta me pidieron que posara estirando en diferentes ángulos y todo muy chistoso, debo decirles que yo jamás prendo la televisión, pero mis amigas que si la ven, me contaron que el programa HOY del lunes siguiente comenzó sus noticias con mis imágenes estirando en el pavimento jajaja. ¿Exagerada? Ligerameeeente! Pero no hay nada peor que llegar tarde y estresada a una carrera.

Aquí les dejo mi galería del año pasado:

Pues eso,  espero que les sirva la información

Saludos desde el DF :)

Araiz

80 comentarios

Archivado bajo General

Más sobre mi

Mis tenis: Ahora mismo tengo unos Asics Kayano 14, mi marca y modelo favorito y unos Nike Shox Navina, que me conquistaron por lo suaves y cómodos que son, pero están mal pegados y me hacen una ampollita cuando corro distancias largas.

Corro desde hace: 2 años, comencé en serio en enero de 2008.

En este momento entreno para: El Maratón Lala, el próximo siete de marzo y el Triatlón de Monterrey el 18 de abril.

Los que no me gusta de correr: Cuando corro en El Sope, en la parte más baja me molesta pasar a un lado de los coches y que me chiflen los conductores, también me molesta mucho tragarme el humo del escape de un camión cuando llevo la respiración muy agitada. En carreras cortas, de 3 ó 5 km me molestan las ganas de vomitar que me dan cuando llego a mi máximo esfuerzo, por eso prefiero las carreras largas.

Canción favorita para correr: All the things that I´ve done, de The Killers me hace llorar de la emoción.

Carreras favoritas: La Nike Nosotras Corremos 2009 por su organización, la Carrera Vecinal de la Delegación Cuauhtémoc porque gané mi primer premio y el Maratón de Mazatlán porque fue hermoso y mi primera carrera de 42km.

Lugar favorito para correr: Del Caballito al Sope por todo Reforma, llegar al lago, dar algunas vueltas allá arriba y regresar, son unos 32 km, padrísimo.

Objetivo a corto plazo: Correr un maratón en 3:30.

Otros deportes que practico: Natación, ciclismo y próximamente triatlón, también hago pesas en el gimnasio. Para divertirme, me gusta patinar en hielo, tomar clases de zumba y bailar salsa.

Lesiones: Tengo rotadas las rótulas y esto me afecta en la izquierda, que se roza más de lo normal en un extremo, para prevenir problemas hago ejercicios con pesas para esa zona, uso hielo en las rodillas después de cada entrenamiento y me mantengo baja de peso para comprometer menos a mis articulaciones.

Cita favorita: “Live to the point of tears”, Albert Camus.

Comida engordante favorita: Últimamente no he parado de comer pan francés todos los días en el desayuno ¡Me encanta!

Accesorios para correr que quiero: Un Garmin y unas mangas color rosa.

Momento del que me siento más orgullosa: Cuando completé mi primer maratón en Mazatlán 2008 me sentí feliz y anduve sonriente por días.

Comida favorita durante las carreras: Sport beans, tienen azúcar y electrolitos igual que los geles pero con buen sabor y sin embarrarse en mi ropa.

Revistas que leo: Runner´s World, Balance y Sports Life.

Lugar que quiero visitar: Me encantaría ir a Nueva York a conocer y correr el maratón. Amo la ciudad sin haberla visitado.

¿Qué música escucho más últimamente? Estos días he estado obsesionada con el CD Ocean Eyes, de Owl City y el solecito me hizo volver a escuchar toda la discografía de Los Amigos Invisibles, una de mis bandas favoritas.

¿Qué se ve desde mi ventana? El cielo y algunos edificios históricos, me encanta mi vista.

Otros asuntos interesantes:

- Perdí una uña del pie después del Maratón de Mazatlán: Me salió una ampolla bajo la uña, luego se puso negra, la cuidé y la cuidé pero dos meses después la perdí jeje.

- En los primeros meses corriendo bajé 12 kilos así sin dietas ni nada, todo mundo se acercó a preguntar sobre mi “anorexia”, pero yo estaba comiendo más que nunca, ahora ya me ven normal.

- Me choca correr con hombres, sólo disfruto la compañía de mi primo Ángel cuando voy a Xalapa, pero con todos los demás hombres me siento muy competitiva y me desgasto, prefiero correr sola o con mis amigas.

- Muero si tomo café antes de una carrera, mi estómago se vuelve loco, me dan como cólicos y náuseas. ¿No les pasa a ustedes también?

- Lo mejor de correr ha sido inspirar a otras personas a hacer cambios en su vida, jamás pensé que pudiera pasar  y me deja muy satisfecha.

Pues eso, respondo a las preguntas que me han hecho en sus mensajes (Menos al tipo que me preguntó si corría desnuda…What do you think, dude?) y les doy algunos datos curiosos. Si quieren saber algo más, envíenme sus mensajes por aquí o por Facebook.

Me voy al gimnasio un rato

Feliz tarde, desde el DF

Araiz

17 comentarios

Archivado bajo General

Altimetría de la carrera Nike Nosotras Corremos 10k 2010

La carrera Nike Nosotras Corremos estrenará ruta con salida y llegada al Hipódromo de las Américas y recorrido por las calles de Polanco. Es importante conocer la altimetría sin importar si eres principiante o elite, el asunto es prepararte para ciertas características: ya sea un recorrido plano, con pocas o muchas pendientes. Aquí la información:

Este es el mapade la ruta que acaba de dar Emoción Deportiva.

Ahora analicemos la altimetría: Generalmente se recomienda para carreras de 10km en adelante correr EN NEGATIVO, es decir, dividir la distancia en tres partes y correr la primera tranquilo, la segunda con más esfuerzo y la última casi a tope. Esta vez la técnica puede variar. Yo no voy a correr esta carrera pues estaré haciendo el Maratón Lala en Torreón, pero si la fuera a correr lo haría así:

1. Kilómetros 1 al 3.5 – Es bajada que se debe aprovechar, así que no comiencen con un ritmo tan relajado, tomen el impulso que da la inclinación y la inercia que se genera para acelerar un poco el paso, digamos a su nivel medio de esfuerzo. Al bajar abran la zancada lo necesario y procuren no caer con las puntas, sino con toda la planta del pie. En este punto verán a muchas correr como locas aceleradísimas, ustedes no se desconcentren, manténganse enfocadas en su plan previo, pues lo más seguro es que todas aquéllas que comenzaron demasiado rápido a la mitad estarán sintiéndose mal, caminando e incluso deteniéndose. Ahí será cuando ustedes las rebasen, así que déjense rebasar por ahora.

2. Kilómetros 3-5 al 7Desaceleren el paso muy ligeramente, respiren más cómodamente y denle un poquito de descanso al cuerpo, en este punto tengan su mente pendiente de mantenerse  un paso constante, sin arrancones ni paradas, sientan como poco a poco la respiración se normaliza.

3. Kilómetro 7 al 8 – Esta será la útima bajada antes de la subida a la meta, que será de 2 km, así que sientan su cuerpo, si están listas para aumentar un poco el paso háganlo, si no manténgalo y relajen ates del final.

4. Kilómetros 8 al 10 – Suban pensando en la meta, es una pendiente bien distribuída a loa largo de los 2 km, así que no se sentirá muy pesada, mantengan los hombros abajo, la espalda derecha y suban con los pies un poco en punta, como escalando. Vayan acelerando el paso paulatinamente mientras más cerca estén de la meta, n lo hagan de un jalón porque no lo resistirán. Cuando falten sólo unos 500 a 200 metros entonces si avienten su sprint final, olvídense de todo y corran a su máxima velocidad, como si quisieran acabarse hasta el último fragmento de energía en sus cuerpos.

Listo, esta es la manera en que yo correría la carrera, aquí abajo está la gráfica de la altimetría

Espero que les funcione para incluír en sus entrenamientos subidas largas, a mi me gusta mucho hacer la subida al Castillo de Chapultepec, pero usen la que les quede más cerca, el asunto es llegar a la carrera preparadas y no sufrirla.

Éxito con sus entrenamientos, desde el DF

Araiz

24 comentarios

Archivado bajo General

Síndrome de abstinencia del corredor o soy un intrépido hámster

Me recuerdo perfecto tirada en mi cama, viendo la TV o platicando en el teléfono por horas mientras se pasaba mi clase de aeróbics en el gimnasio y, otra vez, no iba. Toda la vida he hecho ejercicio, de niña lo amé, pero de adolescente quería hacerlo “para estar en forma” y por eso me tenía que presionar muchísimo para pararme del sofá y salir al mundo a ejercitarme. Ahora pienso en eso y no tengo idea de cómo le hice para cambiar tan radicalmente, no puedo ya estar sin ejercicio, me da igual adelgazar o engordar, entreno porque me apasiona hacerlo, lo disfruto muchísimo y me mantiene con súper actitud todo el día.

Antes de mi cirugía tuve amigdalitis y después me mandaron a reposar por varias semanas, eso me sumergió en el mundo sedentario por casi dos meses en los que he tenido grandes manifestaciones del síndrome de abstinencia de los deportistas, ya entendí que mi adicción al ejercicio no es sólo psicológica, sino química, ahora lo he sufrido un poco porque me cuesta mucho trabajo dormir a la hora que antes acostumbraba y he tenido que probar los mil remedios que ustedes amablemente me compartieron para dormir a una hora medio decente, aparte me siento como con una pila enorme, me pongo a hacer millones de cosas en las noches como si hubiera tomado tres litros de café cargado, bueno ando de verdad mal jeje.

Hoy sería mi primer día de entrenamiento en la alberca, pero como es del Gobierno me mandaron a hacer varios trámites y no podré entrenar hasta mañana. Para correr esperaré una semana más. Ya me muero de ganas de volver a mi estilo de vida súper deportista y feliz, no estoy deprimida y mi vida me encanta, pero de verdad me siento mil veces más feliz cuando estoy entrenando a diario, es una sensación de bienestar difícil de explicar pero que estoy segura de que ustedes conocen perfecto.

Investigué sobre el síndrome de abstinencia y aquí les van mis hallazgos jeje:

En los atletas que dejan de hacer deporte, se activan las mismas áreas cerebrales que entran en funcionamiento cuando las personas adictas a sustancias como la cocaína o el alcohol no las consumen. Hicieron un experimento con dos grupos de ratones, uno corría 10km diarios y otro sólo 4km, después de seis días a algunos ratones les retiraron su bola para correr y entonces en sus cerebros se activaron las mismas regiones que se activan cuando se suprime la dosis diaria de cocaína, morfina, alcohol o nicotina. Los ratones estaban fatigados, nerviosos e irritables y con impulsos enormes de hacer ejercicio, muy como yo en estos momentos caray. ¡Devuélvanme mi bola de correr!

Jaja les platicaré mañana cómo me siento después del entrenamiento y lo bien que, seguramente, podré dormir. Estuve pensando en mi tiempo meta para Lala, eran 3:30 hrs y con la cirugía y todo mi reposo dudé lograrlo, pero leí que el atleta olímpico- leyenda del maratón Abebe Bikila rompió el récord mundial sólo 35 días después de haber sido operado de apendicitis en Tokio 64, hizo 2:12:11 el chavo, yo me iré relajadamente a 3:30 jeje y si algo me tiene que detener, que sea mi cuerpo, pero no mi mente.

Me encantaron los expectadores tan a la moda y el número de Abebe, el 11 es mi favorito! Después de la apendicitis, le dio por usar zapatos

Pues eso, les agradezco todos sus mensajes aquí y en FB para mi recuperación y mi insomnio, en especial a Fernando Vergara y mi Doc Bujanos. Son todos gente muy linda.

Saludos desde el DF

Araiz

3 comentarios

Archivado bajo General

Corriendo en 2009

2009 fue mi segundo año como corredora, hice menos carreras que en 2008 pero me concentré en entrenar mejor y superar mis tiempos del año anterior y lo logré, mejoré mis tiempos en 5, 10k, medio maratón y maratón, además de correr mi primer 3k ganando mi primer tercer lugar, aquí el recuento:

8 de marzo – Carrera Nike Womens – 54:48

26 julio – Carrera GO Mexicana 5k – 26:12

16 agosto – Medio Maratón Corpus León – 2:02:00

30 de agosto – Carrera Bonafont 5k – 24:56

20 sep – Carrera Salón de la Fama 15k

27 de septiembre – Maratón de la Ciudad de México – 4:00:48

24 de octubre – Nike Human Race 10km – 55:38

8 de noviembre – Carrera Prepa Sí 10km – 52:20

15 de noviembre – Carrera Vecinal Delegación Cuauhtémoc 3k – 13:05

A pesar del trabajo y algunas cosas de la escuela que muchas veces me hicieron brincarme un entrenamiento, considero que fue un año excelente deportivamente hablando, bajé en más de una hora mi tiempo de maratón, superé y aprendí a controlar mi problema de la rodilla, me ofrecieron un patrocinio, conocí amigas increíbles que comparten mi pasión por correr, le superé el miedo al agua, llevo 6 meses entrenando natación y ya estoy con los pros y ahora me siento lista para comenzar el 2010 como triatleta, correr ya no uno sino tres maratones y volver a mejorar mis tiempos en todas las distancias, me siento bendecida por tener salud y vida para realizar mis proyectos y les deseo un año completamente productivo y satisfactorio en la carrera.

Un abrazo desde Xalapa

Araiz

Aquí otros de mis momentos deportivos favoritos del año:

En entrenamiento con Germán Silva

Perdiéndole el miedo al agua con mis súper coaches :)

En bici en Reforma

Uno de mis mil baños de hielos después de entrenar

Las fotos que me tomaron para 15a20

Inicié mi blog :)

Mis entrenamientos en Viveros y los cafés eternos después de entrenar con Montse :)

4 comentarios

Archivado bajo General

Correr está de moda

El running se volvió deporte popular apenas hace unas décadas, exactamente en 1976 cuando se estrenó Rocky en Hollywood e inspiró a millones de personas a salir a las calles y hacer algo por su aspecto físico al ritmo de Eye of the tiger y Gonna fly now y, para 1993 Forrest Gump volvió a poner este deporte en el spotlight.

A partir de estos fenómenos cinematográficos, cantidades enormes de personas en el mundo se animaron a comprar unos tennis y tomar parques y calles para, sin importarles no ser atletas profesionales, devorar kilómetros y volverse excelentes deportistas amateur.

Los grandes empresarios notaron esta fuerte tendencia y comenzaron a ofrecernos productos específicos para practicar nuestro deporte, los primeros zapatos Nike Air fueron lanzados en 1987 y para cuando salieron a la venta ya había una lista con 600 mil pedidos, ahora ya hay una gama enorme de productos para corredores y carreras populares cada domingo en muchas ciudades del mundo.

El nuevo milenio trajo consigo el boom del wellness, la gente comenzó a preocuparse más por cuidar su alimentación, consumir productos reducidos en grasa y azúcar, visitar spas y ejercitarse. Hoy por hoy, y a pesar de la crisis económica, un gimnasio es uno de los negocios más rentables que pueden emprenderse. Pero la misma crisis y lo acelerado de la vida actual en las grandes ciudades, nos ha hecho voltear la mirada a los básicos y recordar que sólo necesitamos un par de tennis y cualquier parque o calle para hacer ejercicio.

Cada año más y más gente se ha convertido al running, incluso las mujeres, que antes no participábamos en “deportes para hombres” ahora corremos maratones y Ironmans. Nos dimos cuenta de que es un deporte barato, efectivo para perder peso y, finalmente, adictivo. Actualmente es muy trendy salir a correr con ropita padrísima y el ipod en el brazo, aquí fotos de algunas celebridades que se han dejado contagiar por esta tendencia:


Felices kilómetros, mis lectores a la moda

Saludos desde Xalapa

Araiz

11 comentarios

Archivado bajo General