Archivo de la etiqueta: carrera

Concurso: Cortesías para el 10K Total Running

Total Running me cae muy bien. Es una empresa de corredores creando experiencias únicas para corredores. Hace unas semanas, Frank, su director, me ofreció unas cortesías para regalar en este blog para la primera Carrera Total Running, que tendrá un concepto muy padre pues habrá concursos de bandas de rock, de disfraces y un ambiente rockero súper diferente a todas las carreras de cada domingo en Reforma :).

Sigue leyendo

About these ads

163 comentarios

Archivado bajo Carreras, Concursos

Crónica del Maratón de Chicago 2012

Mi octavo maratón, el primero fuera de México. Mi primer viaje sola a Estados Unidos, el maratón en el que quería, de una vez por todas, romper las duras cuatro horas. A la una de la mañana del viernes 5 de octubre, mi histeria me tenía limpiando hasta el último rincón de mi departamento. Sin sueño me fui a acostar, el taxi pasaría por mi a las 5:30 y el viernes antes del maratón es la noche en que más importa para dormir bien. 4:30 en punto, estaba saltando de mi cama, dejando listos los últimos detalles y saliendo bien abrigada rumbo al aeropuerto. Unas horas después aterrizaba en Chicago.

Salí del aeropuerto caminando hacia mi hotel, que en teoría quedaba muy cerca, pero el GPS de mi celular simplemente no funcionaba y me sentí de lo más perdida. Tras caminar unos 20 minutos sin rumbo claro, comenzó el diálogo interno, me sentía cual migrante en el desierto, perdida y ridícula, mapita en mano, pero entre calles sin señalamientos y con un IPhone inservible. Los rumbos no eran preciosos y no había una sola persona caminando en la calle, que más bien parecía una carretera, yo me recriminaba por no haber tomado un taxi, etc, etc. De pronto, por arte de magia, levanté la vista ¡y ahí estaba! el hotel tal como lo había visto en Google Maps. Respiré aliviada, hice check in, me cambié rápido y tomé un taxi rumbo a la expo. El taxista se disculpaba por el tráfico por un partido de futbol, yo reía y pensaba este no sabe nada de tráfico.

Llegué al centro de convenciones de la expo, subí las escaleras y ¡boooom! Un lugar enorme interminable, repleto de marcas, productos y stands increíbles. Quería verlo todo, comprarlo todo, no lo podía creer. Recogí mi paquete en unos 5 minutos (una entrega eficientísima considerando los 42 mil corredores que seríamos) y me dediqué a vagar probando comida, viendo nuevos productos, tomándome fotos y buscando ropa para el frío intenso que se sentía en las calles. Llevaba un short y camiseta sin mangas, necesitaba urgentemente mallas y camiseta de manga larga. Encontré unas mallas de compresión increíbles de CW-X y una sudadera conmemorativa del maratón con protección para mis deditos friolentos. Salí de la expo cuando ya oscurecía, muerta de frío y hambre. me di cuenta de que llevaba desde la mañana sin comer (No lo haaagan) y con la emoción y el nervio, se me había espantado el hambre. Caminé buscando algún lugar para cenar y nada, casas, puentes, nada de gente y el cielo cada vez más ocuro. De pronto ya había anochecido, vi un McDonald’s y entré, pedí un burrito de pollo asado, unas papas y me senté a comer solita en una mesa. Me veía a mí misma ahí sentada, sola, muerta de hambre, enmedio de un montón de gente que asustaba un poco y me daba mucha risa: la cena de carbohidratos más extraña de la historia, oficial. Me sentía perdida y con mucho frío. Cené rápido y tomé un taxi de regreso a mi hotel. Llegando me encontré con Yaz, mi roomie para esos dos días, lindísima. Ya con verla y platicar me sentí de nuevo contenta y tranquila, me bañé, me puse la ropa con la que correría (siempre duermo con ella, es una manía) y Yaz apagó la luz a las 9:30 pm, obligándome a dormir un montón (graaaaacias).

Al otro día, a las 5:30, ya estaba lista y emocionada, esperando el shuttle que nos llevaría al metro. De ahí nos fuimos a la salida del maratón, con cada vez más corredores. Desde que salí del hotel hasta la salida del maratón, pasé más de una hora desayunando: medio plátano, un pedacito de Powerbar, suero y un paquete de Sport Beans.

Ya había cometido en otros maratones el GRAVE error de correr sin desayunar y esta vez estaba muy consciente de cómo me quería alimentar para lograr mi meta. Y hablando de metas, mi gran objetivo era romper las 4 horas, pero el tiempo que había estado visualizando por las noches antes de dormir y al terminar cada entrenamiento eran 3:47:00, ese era mi gran objetivo, un poco ambicioso para la cantidad de entrenamiento que llevaba, pero iba muy, muy mentalizada a hacerlo.

Total que llegamos a la salida del maratón, encontré mi corral y me fui hasta adelante, saldría en el primer corral de la segunda oleada, a las 8 de la mañana y por ahí de la fila 10 de los 21 mil locos.

Eso de windy city no lo entiendes hasta que llegas a Chicago, el aire lo sientes hasta los huesos. Yo estaba sentada en el piso, abrazando mis piernas, hecha bolita. Una chica del staff se me acercó para darme una bolsita calienta manos, me hizo la mañana.

Después escuché que decían mi nombre, volteé y vi a Iñaki, un chico que me recordaba por mi historia en Runner’s y que correría también, me levanté y me puse a platicar con él y sus amigos, que me cayeron muy bien y me prestaron unos guantes porque seguro ya tenía la cara morada. El disparo se acercaba cada vez más y la emoción comenzaba a invadirme, despertarme. Nos deseamos suerte y por fin, ¡dieron la salida! y dentro de mí explotó algo: era un día perfecto, con clima perfecto, en una ciudad perfecta y con un maratón bruuuutal, lo único que debía hacer era disfrutar esa fiesta hasta la meta y, de paso, lograr mi objetivo de tiempo.

723180-1136-0044sLo que vi en la ruta es muuuuy dificil de describir, NUNCA, nunca había sentido tanta energía, visto tantas miradas de ánimo, emoción, admiración, fuerza, fé.

723210-1287-0040sNo había casi ningún punto de los 42 kilómetros que no estuviera tapizado de gente con carteles súper divertidos y motivacionales, niñitos extendiendo sus manos para que las chocaras con ellos, un niño como de 4 años me impactó, estaba viéndome a los ojos gritandome súper fuerte keeeeeep it uuuuuup!!!!! con ambos brazos levantados, sus puñitos cerrados, casi lloro.

723195-1134-0012s

Los gritos me alimentaban, las porras lavaban mi cansancio y me hacían invencible. Muchos carteles me mataban de risa, de emoción, me invadía la fuerza, la fé, la seguridad de que lo lograría.

723196-1230-0035sLlevaba un tatuaje que me había dado el grupo de pacers de Nike pegado al brazo. Había pedido el de 3:50, pero solo tenían de 3:45, así que iba revisando con él mis parciales en los relojes cada milla y veía que le llevaba un minuto de ventaja a las 3:45, me sentía completa, feliz e invencible.

723186-1078-0049sHabía un Elvis cantando, bailando y chocando manos, miles de grupos musicales de toooodos los ritmos, una cuadra junto a una iglesia cristiana con enormes bocinas que tocaban música de fé y esperanza y gente que tocaba muchas campanitas y te sonreía con tanta emoción, un grupo como de 50 viejitos hippies tocando los Beattles, parques increíbles, casas, el cielo, los árboles, todo, todo era hermoso y perfecto, me lo bebía con los ojos y quería llevar cámaras en ellos para traerles tantas imágenes.

Pasamos por el barrio mexicano y las banderas y los gritos, el carrito de tamales, las niñas bailando con trajes típicos y el mariachi me sacaron las lágrimas.

En el barrio koreano, todos, desde los más jóvenes hasta los más grandes bailando Gangham Style con una pila como si se acabaran de tomar litros y litros de café. La energía de todas las porras se respiraba, era intensa y te empujaba a mantener el paso.

Nunca me costó trabajo seguir, no hubo dolores, pared, ni nada. De pronto sentía como una pequeña molestia en alguna parte del cuerpo y le decía a mi cuerpo: NO HAY PRETEXTOS y en el momento, la molestia se esfumaba, no me iba a dar permiso de encontrar una excusa para no conseguir mi objetivo.

Unos días antes de irme, entrevisté a Lourdes Mayol, asesora científica del GSSI, de Gatorade, quien me habló de la importancia de consumir entre 30 y 60 gramos de carbohidratos por cada hora de ejercicio intenso en competencias de larga duración, por lo que tomé 5 paquetitos de Gatorade Chews (unas gomitas deliciooooosas que llegan a México en 2013 y que tienen 30 gramos de carbohidratos por paquete) y cada 10 o 15 minutos me comía una (en el paquete venían 5 gomitas).

Lourdes me dijo que cada paquete de geles, gomitas o Sport Beans, lo debes tomar con 500 mililitros de agua (no Gatorade) para que se disuelva en el estómago y se logre el efecto deseado.Si lo consumes con Gatorade no se logra, por lo que hay que tomarlos con agua y después seguir tomando Gatorade a lo largo de la carrera. Así lo hice y funcionó como magia, mantener mis niveles de carbohidratos a tope era algo que estaba haciendo por primera vez y cuyos resultados me impresionaron.

723186-1078-0049sNormalmente, en otros maratones, solo comía medio gel en el kilómetro 21, reponiendo casi nada de carbihidratos y llegando al km 36 mareada, con dolor de cabeza y descendiendo el paso de 5:10 hasta a 8:00 minutos por kilómetro (nefaaaaasto).

Total que esta vez no me pasó, dos cosas hicieron la gran diferencia en mi desempeño en la competencia: la mente, a la que no le di permiso de poner pretextos ni bajar la guardia y la alimentación, que cuidé como nunca antes durante los seis meses anteriores al maratón, comiendo suficientes proteínas, vitaminas, hierro, poca grasa y suficientes carbohidratos de buena calidad, hidratándome muy bien y durmiendo lo más posible. No tenía idea cuánta diferencia podría hacer con esas cosas que a veces pasamos por alto pensando: yo corro y soy flaca, puedo comer lo que quiera.

723173-1556-0034sY aquí voy a ser súuuuper honesta: entrené poco :(, entre los dos trabajos y mi vida personal, debo haber hecho un 50% de mis entrenamientos, pero nunca falté a una distancia en fin de semana y, modificando algunas otras cosas, conseguí mi objetivo.

723239-1256-0047sTotal que de pronto ya estaba en el kilómetro 42, pasé una subida y frente a mí, la meta, corrí hacia ella emocionada, feliz, esperaba ver un 3:50 en el reloj, pero al voltear hacia arriba lo vi, 3:46 al cruzarla, increíble, súper emocionante, genial y muy, muy satisfactorio, más que nunca antes. (Entré saltaaaaando :D)

723237-1054-0022s

723224-1033-0022sDespués me pusieron mi capita galáctica que dan en los maratones gringos, caminé despacito, me senté en el piso a estirar, a sentir dolor en toooodo mi cuerpo y a creérmela: había roto mi obstáculo, había rebasado mi objetivo y no me había lastimado nada en el camino.

Mención especial se merecen mis tenis. Por primera vez en la historia de mis maratones y carreras más cortas, llegué a la meta sin ampollas ni uñas damnificadas. Normalmente pierdo una uña en cada maratón y eso, como sabrán, es un poco incómodo. Otras veces los tenis me han provocado dolor en el arco o algún roce que tras varios kilómetros se vuelve insoportable y me trae el pie sangrando.

Estos bebés me cuidaron de principio a fin la pisada, la piel y las uñas, estuvieron conmigo en cada uno de mis entrenamientos de distancia considerable y me llevaron flotando hasta la meta. Los amé, pues, porque además se aventaron conmigo el maratón que corrí el fin de semana siguiente, que tuvo una ruta muy, muy pesada y accidentada, pero ellos me amortiguaron cuidando de mis pies y articulaciones. Después de haber pasado esta GRAAAN prueba de fuego, les doy un 10 y súper recomiendo los Puma Complete Velosis III como una opción muy accesible en precio y de gran calidad para corredores de largas distancias con pisada neutra o ligeramente pronadores, absorben genial el impacto y te permiten moverte muy cómodamente :)

723224-1033-0022s 723223-1044-0048sLo primero que hice fue beber un Gatorade Recover para recuperar mis músculos.

Después fui a la fiesta post maratón donde me encontré con varios conocidos y amigos, entre ellos los chicos de Total Running, nos tomamos fotos, platicamos, nos felicitamos, más tarde comimos juntos y después llegué a morir a mi hotel.

Los demás días, hasta el sábado siguiente, me la pasé paseando por Chicago, conociendo una ciudad de la que me enamoré, comiendo delicioso y recargando carbohidratos para mi siguiente reto: El Maratón de Mujeres de San Francisco el domingo siguiente.

Esos días fueron felices y mágicos, corrí a la orilla del Lago Michigan, conocí el acuario, el museo con el tiranosaurio más grande del mundo, grabé un comercial en ese museo (me lo pidieron así súuuper random mientras visitaba jaja), comí las cosas más gooordas y ricas que he comido en mucho tiempo, me tomé un martini en un bar a 400 metros de altura, fui a la playa, al zoológico y recorrí las calles de esta ciudad hermoooosa.

Les enseño en mis fotos un poquito de lo que viví y les digo de verdad que cada corredor debe hacer este maratón, porque es una experiencia indescriptible que todos tienen que vivir.

Gracias por leerme, ¡un abrazo!

Araiz

27 comentarios

Archivado bajo Carreras, Crónicas de carreras

Corriendo en el Caribe

Hace algunas semanas, me invitaron a hacer una entrevista con un importante doctor italiano, vocero de Herbalife. ¿El lugar? ¡Cancún! Yo nunca había estado allá y, además de interesarme el tema de la entrevista, me emocionó mucho la idea de viajar a la playa aquella tan paradisiaca. Lo primero que hice fue investigar en el calendario de carreras de allá, encontré una para ese domingo, llamé y me inscribí. Todo estaba listo.

Y ahí me tienen en el aeropuerto el viernes con mis papás, que estaban de visita en la ciudad, desayunando y partiendo a la playa. Llegando sentí la humedad inteeeeeensa, me recogió el publirrelacionista de la marca y llegamos al hotel. Después de instalarme fuimos a cenar en un restaurante a la orilla del mar y ahí, entre las olas, la plática y el pescado fresco, me olvidé de cualquier preocupación que pudiera haber tenido en la vida.

Al otro día sería la entrevista, llegué al Centro de Convenciones donde el doctor estaba liderando un evento enorme y lo tuve a mi disposición una hora, para preguntarle toooodas mis dudas sobre nutrición deportiva, alto rendimiento, hidratación y todos esos temas que, además de ser importantes para mi trabajo como periodista, me apasionan.

Terminando la entrevista, fuimos al Mercado 28 a un restaurant donde me comí uno caldo de camarones que no se imaginan, fresco, delicioso, inolvidable. Anduve el resto del día paseando por la ciudad, haciendo compras y tumbada en la playa asoleándome.

El domingo a las seis ya había amanecido y yo iba (en un carísimo taxi, como todos los de Cancún) rumbo al kilómetro cero de la zona hotelera, la salida de la Carrera Delfines, en la que me había inscrito.

Ya iba llegando la gente y se preparaba, calentaba, se ponía su número. Me coloqué en la línea de salida y así, sin disparo y con un en sus marcas…listos…¡fuera! salimos unas 500 personas, todos disparados. A pesar de ser tan temprano, el calor se sentía intenso, quemante, yo había llevado los zapatos incorrectos, unos muy amortiguados que se habían súper calentado y me quemaban los pies.

Tanto era mi malestar que, en la vuelta de los 5K decidí cerrar a la meta y no ir por los 10, sería un suplicio y terminaría completamente ampollada. Crucé la meta de los 5K en 23:05, mi mejor tiempo en esa distancia en competencia hasta el momento. La altura me había ayudado, pero la dificultad por el calor y la humedad había aumentado.  Llegué a acostarme en el piso, viendo el cielo y sintiendo feliz cómo mi respiración se normalizaba. Definitivamente correr en Cancún y esa zona no es algo fácil, pero si consigues resistir el calor y la humedad, conseguirás muy buenos tiempos, pues la altura a nivel del mar y las rutas prácticamente planas y muy escénicas, ayudan enormemente. Hay que cuidar realmente la hidratación antes, durante y después de la competencia y la recarga de minerales, pues aquí se suda en serio. Hay que considerar que esta carrera la corrí en verano, pero los maratones de La Riviera Maya y Cancún son en octubre y diciembre, respectivamente, por lo que el clima será más amable en esos días. En Cancún hay corredores de muy buen nivel, tiene una ciclopista enorme por la que se puede correr muy cómodamente y una comunidad grande de triatletas y Ironman.

Como abastecimiento final me encantó el detalle de que, en vez de recibirnos con un plátano, había rebanadas de sandía muy dulce y jugosa. Me supo a gloria. Las señoras que esperaban a sus esposos corredores tenían disponible una clase de zumba para entretenerse y estaban felices bailando.

Me quedé a la premiación, pues mi amigo Mike, que vive allá, había quedado en segundo lugar de los 10K con un tiempazo. Yo habría quedado en 3er lugar femenino de 5K, pero como me inscribí a los 10K, pues ya no valió y no tuve trofeíto con delfín :(.

Después regresé a mi hotel, seguí paseando y bronceándome y volví a la loca ciudad con un respiro, desintoxicada y renovada.

Por eso y más, ¡amo mi trabajo!

Si quieren saber más sobre carreras y triatlones en Cancún, visiten el sitio Enfoques Cancún, muy completo y siempre actualizado.

¡Feliz día!

6 comentarios

Archivado bajo Carreras, Crónicas de carreras, General

Cumpleaños y récord personal :)

Imagen

El 23 de abril es mi cumpleaños. El año pasado intenté festejarlo corriendo los 10K del Golfo, que son considerados los 10K más rápidos del país y se correr al lado de la playa veracruzana un sábado al atardecer. Suena increible, ¿No? Pues no lo fue para mí :( iba en el camión rumbo al puerto cuando un auto se volcó delante nuestro y sus pasajeros quedaron atrapados bajo la carrocería. Emtonces, mis compañeros de autobús se bajaron corriendo para intentar voltear el coche y liberar a sus tripulantes, que sufrían aplastados, quemados y sangrantes. Una escena fuertísima que yo veía desde la ventanilla, a un par de metros de distancia. Total que esto nos retrasó muchísimo y llegué a la línea de salida de la carrera minutos después del disparo de arranque :( #todomal. De todas formas me quedé con mis papás en Veracruz y me tomé fotos haciendo Bikram en la playa, agarré color y tal (¡Les juro! Aunque en la foto me vea súper pálida)Imagen

Este año he decidido que no me vuelve a perseguir la desgracia. El 21 de abril se repite la carrera y yo ya me visualicé cruzando la meta y rompiendo mi récord personal, que es de 46:08 en 10K. No será muy complicado con la preparación suficiente, la motivación de mi cumpleaños, algunos kilos menos y el correr a nivel del mar. Daniel, mi novio, me acompañará en el viaje y tal vez corriendo los 45 minutos :). Hoy me comuniqué con la agencia de viajes deportivos con la que fui a Torreón ¡¡y ya aparté dos lugares para Veracruz!! La inscripción ya la aparté también.

Ahora sólo me queda comenzar a entrenar intensamente, perder algunos kilos que me harán más liviana y veloz y planear bien el viaje, tal vez pueda encontrarme en Veracruz con mi familia y amigos de Xalapa y hacer un festejo post- carrera, muy a mi estilo :).

Esta será mi meta para el primer trimestre del año, pues tenía planes de correr el Maratón Lala en marzo, pero me pescó la periostitis a fin de 2011 y decidí recuperarme. Ahora estoy ya lista y curada, pero quiero comenzar leve, para explotar en un maratón en otoño.

Ustedes, ¿Qué planes tienen?

Hasta mañana, felices kilómetros ;)

Araiz

10 comentarios

Archivado bajo General

Mi nuevo récord en 10K :)

Entre el trabajo y mi vida ¡llevaba ya dos meses sin publicar aquí! y lo extrañaba un montón. Pero ya volví y tengo muchas cosas pendientes que platicarles. Una por una, comienzo con la carrera en la que rompí (¡Por mucho!) mi récord en 10 kilómetros, que era de 50:52. Por trabajo, el 6 de agosto pasado, me tocó ir a Guadalajara a cubrir la Carrera Televisa Deportes rumbo a los Panamericanos. A las 7 de la mañana estaba en el aeropuerto con mi pants azul enorme, lentes oscuros y un americano venti en la mano. Cuando iba llegando a la fila, fui viendo una a una a las 32 representantes de Nuestra Belleza, todas producidísimas!!! Con mini- micro falta, peinados increíbles, maquillaje de concurso y sonrisa perfecta, como si se hubieran levantado 4 de la mañana para prepararse para el vuelo, ¡mis respetos de mujeres! Volé con ellas y mis amigos de Total Running en el charter de Televisa, sobra decir que nadie nos revisó el equipaje ni nada, los federales estaban bastante ocupados babeando y tomándose fotos con nuestras despampanantes acompañantes. Al día siguiente me puse faldita, pelazo y taconazo. Miss Runner’s World no se podía quedar atrás jeje.

Llegamos entonces a Guadalajara y morí en mi hotel, mi habitación era inmensa y con una vista espectacular, me quedé acostadita en mi mega cama comiendo chocolates del servibar, después tuve algunas comidas muy divertidas con los amigos de Total Running y me salí a mi terracita con camastro a escribir en mi computadora.

El sábado fui a la entrega de paquetes y puede conocer parte de las instalaciones donde ahora se están realizando los Juegos Panamericanos ¡Están increíbles! Después me fui de compras un rato y volví a dormir a mi hotel. Compré una barrita en GNC para desayunar al otro día y me acosté un poco tarde echando novio por el whattsapp.

El domingo temprano ya estaba en la línea de salida de la carrera a un lado de las mascotas panamericanas, algo cansada y lista para salir. El clima estaba perfecto y la gente muy animada. Por estar tomando fotos, me tocó salir muy adelante y, con tal de no estorbar a los elite, comencé a correr bastante rápido. Cuando ya iba por el kilómetro tres, me di cuenta de que estaba corriendo por debajo de 5 minutos cada km y, aunque ya me costaba un poco, decidí presionarme y continuar al mismo paso. Me acordé entonces de Paula, una corredora con muy buenas marcas que dice que si muchos no reducimos nuestros tiempos, es porque nos mantenemos en nuestra “zona de confort” y no vamos más allá. Con eso en mente, me forcé a seguir con el mismo paso y así continué hasta que, por ahí del kilómetro 7, una de las misses me alcanzó. Yo la vi tan esbelta y frágil y con un paso increíble y me motivé para aguantarle el ritmo, así duré un par de kilómetros a su lado y ya al último no pude más y bajé un poco el paso. Avancé un poco más y vi la línea de meta delante de mí, pensé que podía cerrar en menos de 50 minutos, mi mejor tiempo hasta entonces y apreté el paso lo más que pude. Cuando crucé la meta volteé hacia arriba y descubrí que no había hecho 49, sino 46 minutos. No me quité la sonrisa de la cara en todo el día.

Entendí entonces que dando un poco más de lo que acostumbras, logras mucho más de lo que crees que eres capaz. En adelante los invito a aplicar esto en sus carreras y así seguir rompiendo marcas :)

¡Saludos y linda tarde!

Araiz

12 comentarios

Archivado bajo Crónicas de carreras

Crónica del Medio Maratón ESPN

Ayer comencé formalmente mi entrenamiento rumbo al Maratón de la Ciudad de México, abrí temporada con el Medio Maratón ESPN pero no me la pasé nada bien, acá les platico:

El viernes en la noche salí a cenar con amigos, me la pasé increíble, pero algo hubo entre la pizza, los calamares rebosados o los postres que me dejó con indigestión desde esa noche, el sábado abrí los ojos, sentí mi dolor de estómago ligero pero permanente y lo único que quise fue hundirme entre mis sábanas y no despertar en toda la mañana, pero me ganó la obligación, me levanté de la cama, desayuné un jugo y me fui por mi paquete del 21K.

Llegando a Gandhi me encontré con mi amigo Rafa y su familia (Un amigo que quiero mucho y apenas conocí en persona :)), recogí mi paquete con playera XL y nos fuimos a comer a Frutos Prohibidos, pedí sólo un wrap de manzana con miel, agua de sandía y estuve platicando por horas con Rafa, su esposa y sus papás, hablamos mucho,  de políticareligión y otros temas, reímos, nos pusimos tristes, de todo, pues. Me la pasé padrísimo, pero el dolor no cedía :(, volví a mi casa en la tarde, preparé mis cosas para el otro día, tuve un poco de nervios y a la 1:00am estuve finalmente dormida.

Desperté a las 6:00 am del domingo, me vestí, desayuné un Ensure y salí de mi casa, 15 minutos después estaba en Gandhi calentando tobillos y rodillas en mi bloque de salida. Unos minutos después escuché el disparo y salí tranquila; sabía que habría subidas pronunciadas desde el principio hasta el kilómetro seis, así que decidí guardar mi energía, iba bien, regulando mi respiración, encontrando un punto cómodo, pasaba mucha gente y me rebasaba, me saludaba, muchos amigos, yo iba escuchando mi cuerpo.

Cruzamos Reforma y nos metimos al Bosque de Chapultepec, atravesamos la primera sección y subimos a la segunda, pasamos la subida esa criminal que está a un lado del Sope por fuera, la ataqué con pasitos cortos como me enseñaron en el Maratón de Monterrey y no me hizo nada, más adelante esperaba encontrarme con una subida peor rumbo a Constituyentes, la sentía venir mientras veía pasar a mi lado a los que iban bajando, me saludaban y gritaban ¡Vamos Araiz!, yo apenas alcanzaba a contestar con un gritito jaja (¡¡Muchas gracias!!), de pronto ví la curva para bajar, la subida esperada jamás existió y ahora todo sería de bajada ¡Genial!



Bajé y bajé y seguí bajando, dimos algunas vueltas en el Bosque, pasamos a un lado del Lago Menor, que me encanta, disfruté mucho ese momento, fue la única foto que tomé, luego rondamos un poco más y finalmente llegamos a Chapultepec, en esa bajada mientras entrábamos de nuevo a la primera sección, me sentía ya muy cerca de lograrlo, entonces pasamos junto a la zona de aves del Zoológico, ¡por kilómetros olía a gallinero! y yo que al correr me sensibilizo a los aromas estaba muy a disgusto jaja. De pronto estábamos en el kilómetro 14, sólo faltaba 1/3, pero mi indigestión, que se había mantenido leve durante el recorrido, reapareció, tenía como dolores en el estómago y un poco de náuseas, con ganas de parar, pero decidida a seguir, entonces corrí y corrí pero cada vez más reducía el ritmo, los letreros de kilómetro parecían estar cada vez más lejos y yo con ese estómago doliéndome tanto :(.

En el kilómetro 18 y tras el adoquín de Chapultepec que siempre me hace estragos, mi rodilla izquierda dijo basta y comenzó a doler mucho. Ahí me tienen entonces a nada de terminar mi carrerita, con el estómago mal, cara de circunstancia y cojeando para no apoyar la rodilla. Pero en la foto que me tomó mi amigo Olín ni se nota jaja.

Entonces apareció este señor increíble (y completamente desconocido) que me había estado gritando ánimos toda la carrera y me dijo ¡Vamos Araiz preciosa, ya casi llegas! y me dio una paleta de uva, todo lo que necesitaba, un poco de azúcar y mucho ánimo, di la vuelta y comencé los últimos dos kilómetros renovada, entré a Gandhi y ya entre porras me perfilé hacia la meta.

Cuando pisé la “alfombra verde” vi a mi lado a Camilo y Mary Tere, mis amigos muy especiales y a Ángel, otro de ellos, entonces al lado de estos dos señores que me caen tan bien y de MT, crucé la meta de mi medio maratón más difícil de la historia je. 

Apenas cruzando estaba una chica llorando sin parar, emocionadísima, me contagió de su emoción, tomé unoshielos del Gatorade para masajear mis rodillas y en 10 min. había ya un grupo de masajeadores robando hielos a mi altededor jaja, después me encontré con la pizza que nos estaban dando como parte de la recuperación, me emocioné, le di una mordida y casi la escupo jaja morí de asco. Y bueno, yo amo la pizza, pero muy recientemente había hecho daño y además llegandito de correr es como raro morder un pedazo de pan, queso y embutidos, ¿no les pasó?


Me encontré con Total Running y Twitter Runners, saludé a mis amigos, platicamos, tomamos fotos y huí.

2:02 mi resultado, exacto mi mejor tiempo de hace dos años, me sentí feliz de poderlo mantener a pesar de no haber entrenado nada en todo el año, definitivamente lo que me ha mantenido con mis tiempos intactos ha sido el Bikram, no saben lo bueno que es, y ahora que lo combine con el entrenamiento de maratón me ayudará muchísimo a reducir mis marcas :).

Después tuve un desayuno delicioso con Monty, Rafa y su familia, bueno delicioso comieron los demás jeje, yo comí manzana rallada con yoghurt y miel, me seguía snitiendo mal, me fui a tomar un té con Monty y de ahí llegué a mi casa y morí en mi camita, fueron muchas horas las que me separé de ella y no fue la mejor decisión del día jaja. En la tarde desperté, tomé un caldo tlalpeño (Vips a domicilio!!) y volví a dormirme, el malestar de mi estómago había desaparecido.

Ahora pienso, ¿Habrá sido una manifestación física de mis nervios por el medio maratón?  ¿o en serio me habré enfermado?

Pues sabe Dios, pero el papá de Rafa dijo algo que resumió mi fin de semana:

La preparación es amante del éxito

That´s it!

Y, sobre la carrera, debo decir lo siguiente:

Me gustó la playera (diseño), pero no se les perdona el corte (pequeñísimas mangas para gente con brazo de cono o cómo?)

Que hayan puesto baños cada 5k se aplaude, pero no que hayan descuidado algunos abastecimientos de Gatorade

La ruta estuvo muy linda y bien pensada

No hubo incidentes de automovilistas molestando corredores

La inscripción ($380) fue excesivamente cara, no hay justificación, mi amigo Oliver tuvo un tiempo con el que hubiera subido al pódium (1:32:59, juvenil), pero no lo logró porque no pudo pagar la inscripción y eso está muy mal.

Y hasta ahí mis comentarios, espero que a ustedes les haya ido increíble en esta o cualquiera de las carreras que hayan corrido, yo ya descancé hoy y estoy lista para mañana aprovechar mi tarde libre de la oficina para irme a correr a un lugar precioso. Disfruten el día con sus mamás.

¡Saludos y feliz noche!

Araiz

Quiero agradecer muy especialmente a mi amigo Olin que no corrió, pero se lució con sus apariciones cual duende a todo lo largo de la ruta para tomarnos fotos, a Rafa y Clau, porque sus fotos ilustran el post de hoy =)

18 comentarios

Archivado bajo Crónicas de carreras

¡Inscripciones abiertas para la Carrera Bonafont!

¡Noticia de última hora! No tienen que esperar hasta mañana al mediodía, desde ahora mismo pueden asegurar su lugar en la cotizadísima Carrera Bonafont, acá los pasos a seguir:

  1. Ingresen a Sports Promotion
  2. Den click en la ciudad en que correrán la carrera: DF, GDL o MTY
  3. Den click en el botón “inscríbete” 
  4. Aparecerá una ventana emergente (pop-up), que deberán llenar con sus datos. Si tienen activado el bloqueador de ventanas emergentes, desactívenlo para poder realizar este paso.
  5. Den click en el botón “validar datos”
  6. ¡Ya están inscritas! Les aparecerá una ventana de confirmación que les recomiendo imprimir en el momento y, si no tienen impresora disponible, guardar en su equipo, pues muchas veces no llega al mail y es un rollo recuperar el número en las filas de la entrega de paquetes.
  7. Y ya váyanse a dormir tranquilas, ¡y mañana a entrenar con todo rumbo a este 5K!
Feliz noche :)
Araiz

10 comentarios

Archivado bajo Carreras